Aventura en el museo II. Exposición permanente (de 1800 a 1945).

Bueno, aventurado turista, ¿has visitado ya la parte temporal? ¿No? Pues te has perdido un buen entrante (si te arrepientes, aquí lo tienes). ¿Preferiste pasar directamente al plato principal? Aquí va.

En primer lugar es importante saber que  la visita a la exposición permanente es multimedia (incluye cacharrito tecnológico, denominado “tablet”, como guía), así que lo primero que has de hacer es pasar por la entreplanta para recoger tu guía digital, te la cambian por tu DNI, carnet de conducir o similares,  NO aceptan la suegra, el niño mocoso o al chiguaga en prenda, sobretodo si muerden.

Planta 2- La configuración de Europa

La exposición arranca fuerte, por que los muy … expertos van y te quieren hacer pensar  ¡En un museo! ¡En los tiempos de Twitter, Instagram, Pinterest, Snapchat, Tinder y demás van y ¡plantean preguntas! Menudo descaro, así que al mismo tiempo que te introducen al origen mitológico de Europa, muestran planos y geografía europea y ¿alrededores?  introduciendo uno de los grandes dilemas ¿Dónde empieza y acaba Europa? ¿Cuáles son la memoria y el patrimonio europeo?

 

planta 2 - cita julia Kristeva
Cita de Julia Kristeva.

Y si miramos al techo, vemos citas, frases, ideas de personalidades relevantes de Europa, que nos invitan a seguir pensando (nadie dijo que la visita fuera “fácil” y libre de usar el cerebro) como la cita de la pensadora Julia Kristeva.

«L’EUROPE EST LE SEUL ENDROIT AU MONDE OÙ L’IDENTITÉ N’EST PAS UN CULTE MAIS UNE QUESTION»

Dicho de forma entendible: “Europa es el único lugar del mundo donde la identidad no es un culto sino un tema recurrente”.

Con estas dudas en la mollera, nos acercamos a las escaleras y pasamos al siguiente nivel.

Planta 3 –Siglo XIX y primera mitad del XX.

La configuración europea del siglo XIX.

Pasamos en esta planta a realizar un rápido recorrido por nuestro siglo XIX y mital del XX. Cómo fue dando lugar tras las guerras napoleónicas a una nueva Europa, cómo fueren naciendo las ideologías (nacionalismo, comunismo, etc.) al mismo tiempo que Europa se extendía por el mundo gracias a sus avances en ciencia e industria.

Recordemos que es en el siglo XIX cuando se produce la gran industrialización del continente, la máquina de vapor está por todas partes, el ferrocarril se extiende y los barcos de vapor llegan a todos los continentes, la ciencia progresa que es una barbaridad (teoría de la evolución, se descubren nuevos planetas y más), empezamos a comunicarnos por teléfono, la electricidad se introduce en nuestras vidas y un largo etcétera.

En lo político tuvimos nuestras subidas y bajadas, de periodos calmados, pasamos a las revueltas de 1830 (de ahí nacería Bélgica e indirectamente Grecia) , 1848 y  la guerra Franco -Prusiana de 1870 (que tendría su continuación con la I GM y la II GM) . Aún con todo, los europeos nos veíamos como la repanocha (no nos ibamos a creer los malos de la película) y partíamos la pana por todo el mundo, en particular África y Asia, para lo bueno y lo malo.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Porque también hubo sus cosas malas protagonizadas por Europa y sus europeos: el lado negativo del colonialismo, desarrollamos la teoría de las razas (sí, esa de blanca, amarilla, negra y colorines varios que parió un tal Joseph de Gobineau  y que tantos seguidores tiene, aún hoy, además de dolores de cabeza que nos da), se desvirtúa la teoría de la evolución para crear el darwinismo social. Nunca está de más ser críticos con nuestra propia historia (“se trata de ponderar, no de rebozarse en lo bueno y lo malo exclusivamente” aclara nuestra croqueta).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Siglo XX, la I Guerra Mundial.

Los detalles del conflicto que acabó con gran parte de la juventud europea lo dejo para los libros y las web especializadas. Basta con fijarnos en la cita de  Eduard Grey (Ministro Asuntos Exteriores británico durante la I GM):  “Las luces se apagaron y por toda Europa no volverían a verlas encendidas en toda nuestra vida”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Poco más se puede decir, aunque llama la atención, que en vez de centrarse ampliamente en lo militar, nos muestren los paneles publicitarios usados en el conflicto deshumanizando al enemigo y justificando lo correcto de la lucha protagonizada por cada bando (ya se sabe, nosotros tenemos razón, ellos no y a la inversa). Es un buen recordatorio de lo que supone la guerra, no solo armas sino seres humanos que dejan de serlo.

El periodo de entreguerras, años 20 y 30, grandes cambios culturales y políticos.

Planta XXX - paneuropa
Vitrina dedicada al movimiento Paneuropeo. El movimiento pro-europeo más antiguo (en activo).

La exposición se da su tiempo y espacio para darnos unos buenos detalles del periodo de entre guerras. Con toda la efervescencia cultural de los años 20 y 30 (la escuela Bauhaus, el vanguardismo, el jazz, etc …) Aquí nos recordarán cómo surgen nuevas naciones en Europa tras la descomposición del imperio Austrohúngaro. Las revoluciones, en particular la Comunista-Rusia  y paralelamente surgen distintas ideologías que serán protagonistas del conflicto por venir: fascismo y nazismo. Aquí resulta interesante cómo encontramos en vitrinas enfrentadas la dedicada al movimiento Paneuropeo (la iniciativa de unión continental más veterana, propuesta por el Conde Kalvero Kalergi en 1922) frente a los movimientos ultra conservadores y nacionalistas de los que se alimentarán fascismos y nazismo.

 

estatua guernica
Tras el bombardo de Gernika el artista Rene Ichel elaboró esta escultura, inspirada en su hija,  representando los horrores de la guerra.

También vemos como cogieron fuerza las teorías más racistas y acabaremos con una contraposición entre dos monstruos (literal, guste o no, entre los llevaron a la muerte a más de 50 millones de personas) del siglo XX: Hitler y Stalin

De ahí nos topamos con el espacio reservado a la Guerra civil española, contextualizada cómo un claro prologo-presagio de lo que estaba por venir en Europa y también un aviso de lo que sería la guerra moderna en su forma más letal (ver foto). Para los que echen de menos ver la guerra civil como una pelea izquierda-derecha o derecha-izquierda, democracia-fascismo-comunismo etc … busquen otros museos.

 

 

La Segunda Guerra Mundial.

Damos el salto a la II Guerra Mundial, todos hemos visto algún documental o película, así que mejor fijarse en la cita de Elie Wiesel  que abre el espacio: “Si algo lo puede, es el recuerdo lo que salvará a la humanidad. Para mí, esperanza sin memoria es como memoria sin esperanza”.

vitrina II GM
Una vitrina de forma poliédrica para recordarnos que la guerra tiene muchos aspectos y facetas, pero sobretodo, detrás de ellos hay personas.

Aquí la exposición se aleja de las batallas (aunque tienen su espacio) y de los grandes enfrentamientos para centrar nuestra atención en las personas que vivieron y protagonizaron este conflicto. Un gran mosaico de nazis, colaboradores del nazismo, judíos, resistentes, soldados aliados. Todos ellos mostrados en una vitrina de cristales irregulares, una buena metáfora de cómo la propia guerra contiene muchas historias, visiones y vivencias detrás de un único conflicto.

¿Aún tienes ganas de más? Pues sigue la visita por aquí.

O si quieres volver al principio, pincha aquí.

 

¿HAY ALGUIEN AHÍ? LLAME A FEDERICA

Articulo originalmente publicado en la revista LA GRIETA On line el 2 de febrero de 2015.

Me van a disculpar que empiece con la archiconocida pregunta retórica de Kissinger sobre la Unión Europea: ¿A quién debo llamar? Pregunta que aún hoy es de difícil respuesta. No obstante, si algo apuntan las maneras de la nueva alta representante de la UE para Asuntos Exteriores en Política de Seguridad (lady PESC), la italiana Federica Mogherini, es que ella está dispuesta a recibir la llamada que tanto estamos esperando.

Federica Mogherini – Fotografía de Tierry Ehrmann

Ciertamente, su punto de partida no es el mejor de los posibles. Su antecesora, lady Ashton, ha realizado un trabajo que podemos calificar de eficiente de puertas para dentro: echar a andar la maquinaria europea del servicio exterior no es baladí, pero sí gris, y la repercusión pública de su actividad ha sido, por decirlo diplomáticamente, escasa.

Con esos antecedentes, nuestra nueva alta representante llegó al cargo bajo miradas suspicaces, ya que en su contra se adujo su escasa experiencia en un puesto ministerial. Cierto, carece de una prolongada carrera en el área, sin embargo a su favor tiene que, desde 2008, se ha mostrado activa (por ejemplo en el Consejo de Europa) y desde que ha ocupado el cargo ha mostrado no tener miedo a la tarea, estrenándose con llamadas de atención como la declaración para el reconocimiento del Estado palestino y la frenética agenda de viajes en este último mes.

Mientras, en la lista de asuntos pendientes que tiene por delante Mogherini, en orden de importancia, según un servidor, estos son los más relevantes:

  • Rusia (y el conflicto en Ucrania): gran asignatura pendiente de la UE como unidad. Aquí el entendimiento con el presidente del Consejo, el polaco Donald Tusk, será clave para poder presentar una imagen y discurso uniforme frente a Putin.
  • Mediterráneo y Oriente Medio: inmigración, terrorismo, países en guerra, crisis económica, conflicto israelí-palestino y todo ello en el patio trasero de la UE. Sin duda, habrá de saber coordinarse con los países miembros de la cuenca mediterránea y con los demás comisarios afectos. A su favor, venir de un país mediterráneo (y el apoyo de su primer ministro Renzi).
  • Candidatos y países vecinos : asunto poco visible a priori. Las exrepúblicas yugoslavas, ahora encarriladas, siempre están prontas a salir de la línea marcada, junto con una Turquía bajo el liderazgo de Erdogan, quien se debate entre su rol con la UE y convertirse en potencia regional independiente.
  • Tratado libre comercio con EE. UU.: patata caliente donde las haya, para ella y toda la Comisión. Las negociaciones han sido criticadas por el oscurantismo con el que se llevan. Será una asignatura clave para ver el juego en equipo de Mogherini.
  • G-20, Asociación del Sudeste Asiático (ASEAN, por sus siglas en inglés) y China: aquí la dificultad radica en la multitud de asuntos político-comerciales, a los que hay que sumar el tener que lidiar con un coro de 28 voces, cada una con prioridades e intereses dispares, y el ser capaz de sacar el máximo rendimiento a las herramientas de las que dispone la UE.
  • América Latina y África subsahariana: los grandes olvidados de la política exterior comunitaria. ¿Ocuparán un puesto relevante en la nueva agenda de lady PESC?¿Podrá recuperar el terreno perdido frente a China?
  • ¿ONU-Consejo de seguridad?: Este punto es una hipótesis, pero, ¿en caso de producirse la tan esperada, pero nunca llegada, reforma del consejo, será capaz la UE de agruparse en un solo asiento para la UE?

En contra, las potenciales piedras que podrá encontrar son unos tratados que a veces dejan poco claro sobre quién recae la responsabilidad exterior, si bien Juncker parece tenerlo claro. ¿En qué medida Tusk querrá mayor KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERAprotagonismo en política exterior? A su vez, carece de un presupuesto propio, ya que depende del de la Comisión y este a su vez de un Parlamento Europeo con poderes reforzados y con un tercio de eurodiputados que podemos calificar de euroescépticos o eurocríticos, insuficientes para bloquear las grandes líneas de acción, pero suficientes para ser la eterna china en el zapato.

No podemos olvidar que la política exterior suele ser un asunto jugoso para los gobiernos. Resultará difícil que quieran dejarse robar protagonismos o atenerse a la línea acordada desde Bruselas. No obstante hay una pincelada de optimismo: el reciente acuerdo en noviembre entre Alemania y Francia, al que se suma Polonia, y ha sido conocido como Triángulo de Weimar. En este acuerdo por fin se reconoce expresamente la necesidad de una política exterior común —es decir, compartir embajadas— y así lo harán Francia y Alemania. Si eso lo han hecho los grandes, con el tiempo, ¿no sería lógico ver a los 28 estados miembros en una embajada y bajo una misma bandera?

Pero no desfallezcamos, Mogherini tiene a su favor valiosas herramientas: un servicio exterior plenamente operativo y con representaciones en todo el mundo y un presidente de la Comisión (Juncker) que ha dicho que pretende viajar poco y cederle el protagonismo en su área. Al mismo tiempo, el nuevo esquema de la Comisión integra el interés en la política exterior y en él la alta representante ocupa el puesto de vicepresidente en el grupo de trabajo más relacionado con la política exterior y con el mandato expreso de su presidente de dirigir y coordinar esfuerzos. Y no puede faltar el poder blando, o lo que es lo mismo, la Unión Europea como referente, pues pese a las críticas que recibe, sigue siendo un ejemplo a seguir en integración, paz y bienestar, un hecho que siempre cuesta reconocer a los demás países y que en buenas manos es una útil herramienta.

En resumen y para toda la ingente lista de tareas por realizar, mi consejo al señor Kissinger es que llame y pregunte por Federica, quien tiene 5 años por delante para demostrar que la UE sigue ahí, siendo un actor relevante a tener muy en cuenta y que está en ello.