#NOmeTOQUESelSCHENGEN

Articulo publicado originalmente en El Nuevo Federalista, el 5 de febrero 2016.

Estimados amigos,

Hemos vuelto y con fuerza, nada como nos toquen el Schengen para darle a la tecla y salir a aclarar alguna cosilla que otra de todas las que se están hablando hoy día a raíz del reto (efectivamente la palabra que empieza por P no voy a utilizarla) de los refugiados

no toques schengen david miguel angelo-reducido65
A otro que le han tocado el Schengen

A ver ¿por dónde empezamos? Por el comienzo, así que hablaremos de las 4 libertades, que son como los 3 mosqueteros  ¿ eh? Si, aún sabemos contar, así que dejen que les explique. Vayamos atrás en el tiempo y pongamos que es el año 1957 cuando entra en funcionamiento la Comunidad Económica Europea y en el papelito donde se refleja el acuerdo del que nace (también conocido como Tratado de Roma) se proponían como objetivo promover “un desarrollo armónico …mediante establecimiento de un mercado común “…vale y eso ¿ cómo pretendían hacerlo? Mediante 4 libertades (pilar del asunto)* : la libre circulación de mercancías (es decir un mercado común y sin barreras para ellas) , servicios (lo mismo que te hago la web desde Rumania para tu restaurante en Londres, que la contabilidad de tu fábrica en burgos la lleven contables en Bremen e implicaba una cierta libertad de trabajadores ), capitales (pasar dinero de un país a otro para, por ejemplo pagar las mercancías y los servicios de los que veníamos hablando, no pensemos cosas raras) y personas (aunque en aquella época tenían en mente lo de cruzar para trabajar al otro lado de la frontera, no para pasar el finde de vacaciones en cualquier capital europea)

Pues bien, sin entrar en grandes detalles*, las tres primeras, Athos, Porthos y Aramis (mercancías, servicios  y capitales) llevaron su tiempo, pero se fueron haciendo realidad y comunitarizandose, es decir, la Comisión y el Par

schengen mosqueperros reducida75
…Eran uno, dos y tres las famosas libertades, el pequeño Schengen siempre va con ellos. Mercancias, Servicios y Capitales son las tres libertades, sus hazañas más de mil….

lamento Europeo fueron ganando peso
en las decisiones que se toman sobre ellas, especialmente mercancías, pero capitales y servicios (y las personas que lo ejercen) no se quedaron cortas. Y ahora viene a galope nuestro D’Artagnan ,  la libre circulación de personas.

Como íbamos diciendo , la libre circulación de personas, con algo de retraso se presentó nuestro D’Artagnan pidiendo unirse a los tres mosqueteros  ¿Su origen? Bueno, aunque estaba incluida en el paquete original de libertades de  las comunidades europeas que mencionábamos antes, la cosa  no pasaba, y con matices , de los trabajadores y asalariados (ryan air aún no se había inventado) viviendo a caballo en la frontera que separaba su casa de su trabajo. Así siguió el asunto hasta los 80, en concreto hasta junio de 1985 cuando varios de los países miembros  se pusieron de acuerdo , en un icónico pueblecito luxemburgués llamado Schengen, (y sí en 1985 empezó a operar Ryanair ¿coincidencia? ) para poner en marcha esa cosa llamada libre circulación,  pero sin prisas, pues en junio de 1990 ya tenían el plan de cómo hacerlo y  finalmente, en 1995, se puso en marcha.  Aunque no fuera un ejemplo de rapidez su aplicación, la demora nos vino de perlas a españolas y portugueses, que pudimos sumarnos a este invento de la libre circulación (no olvidemos que entramos en el 1986).

Todo esta negociación se llevo por fuera  de la UE (en aquella época, aún CEE), con lo que se conoce como un acuerdo intergubernamental (vamos que la Comunidad europea, UE ahora,  pintaba porque eran los mismos países miembros pero nada más).  Y por increíble

no toques schengen gioconda-reducida 45
Sonrie, pero que no te toquen el Schengen. Te lo dice una experta.

que parezca,  o más bien no,  la cosa funcionó, a las mil maravillas, tal fue asi que decidieron poner el invento bajo el paraguas de la comunidad europea, ya conocida como Unión,  y en 1997 ahí que lo metieron en el ADN de las leyes europeas ( en concreto en el Tratado de Ámsterdam ) , pese a ello,   el asunto tenía truco, seguía estando bajo el control de los estados miembros (vía Consejo y Consejo Europeo) en forma de lo que se conoce como cooperación reforzada ( es decir, cuando no se puede hacer algo en la UE en plan Fuenteovejuna, todos a una, los que están dispuestos a hacerlo, lo hacen , siguiendo las normas comunitarias y tiran para delante)

Y en la parte que a usted y a mi nos afecta, ¿Qué ha cambiado desde entonces? Bueno ¿se han planteado que ahora nos vamos de finde a cualquier rincón de Europa? Dos horitas de avión por cuatro euros, bajar y comenzar a patear  las capitales europeas  ¿Qué cuando tenemos que pasar un control fronterizo, de esos que se llevan su buena hora para enseñar el  pasaporte,  nos parece lo más atrasado e inútil del mundo? ¿han pensado que algo  tan “tonto” como el intercambio de estudiantes, si  Erasmus, el mismo , puede deber parte de su éxito a esa libertad? Otras regiones del mundo han implementado, o al menos intentado, programas de intercambio pero ninguna se acerca al éxito del nuestro.  Y a eso súmenle las facilidades que dan a las mercancías no tener que pasar fronteras, es desde Schengen que las garitas aduaneras quedaron abandonadas, antes de eso por mucha libre circulación de mercancías de la que se hablase, las garitas seguían en su sitio dispuestas a poner alguna zancadilla que otra al movimiento de mercancías.

 

Pues bien, como si de una moneada única se tratase, tener una frontera única supone que los problemas de unos, lo son de todos., aunque por el camino pusimos en marcha herramientas comunes (visado común, las herramientas informáticas SIS y SIS II y otros ), resultó que en el tintero de esta libre circulación se quedaron cosillas pendientes, como : desarrollar un verdadero cuerpo común de fronteras (Frontex , la agencia de fronteras de la UE , nació como una cenicienta, el material para vigilar fronteras era de prestado); dar un tratamiento común a las demandas de asilo y refugio, lo cual se pensaba resurlto , más mal que bien, con el convenio de Dublín  ( que regula quien y como se hace cargo de las peticiones de asilo : donde llegas, lo pides y el Estado receptor lo gestiona), el cual  ha quedad en evidencia, o inútil dicho en llano, con las llegadas masivas a las costas italianas y griegas.

Es cierto que últimamente algo se ha mejorado, Frontex, gestiona varias operaciones de

no toques schengen venus de milo-reducida50
Sin brazos pase, pero ¿SIN SCHENGEN? ¡JAMÁS!

 

envergadura (tritón y Hermes) pero no tiene la capicdad necesaria para la solución común deseada y de ahí la proposición este diciembre por parte de la Comision de la creación de un cuerpo de fronteras europeo, a las ordenes d la comisión, no de los países miembros, que acuda donde se le necesita ¿se imaginan al líder populista y/o euroescéptico de turno clamando sobre los males que le vienen encima y como aparece este cuerpo para arreglar el marrón?

 

Y siguiendo con el reto que nos ocupa, las llegadas masivas de refugiados a suelo europeo han supuesto todo un órdago a nuestro líderes. Algunos como  Jean Claude Junker  a la cabeza de la Comisión , han hecho lo que estaba en su mano, con una estrategia definida , propuestas de reparto de refugiados y cientos de millones de euros invertidos en el tema ;  Angela Merkel  (y su apertura de puertas) o los países nórdicos (desbordados ya por el número de acogimientos), han trabajado para estar a la altura del reto, otros parece que no tanto (no señalaremos que es de mala educación) y para  colmo se empieza a llevar a cabo suspensiones de Schengen, de la libre circulación , que amenanzan con ser “poco” breves.

 

¡Aviso a navegantes! Todo lo dicho no excluye que en su día , se proveyesen situaciones donde la circulación podría verse restringida, vale a veces pasan cosas imprevistas, pero ahora se habla de convertir en permanente lo excepcional,  recortar Schengen y dar marcha atrás…eso nos toca los Schengen pero de mala manera, pues evidencia “una clara falta de voluntad política de apostar por la solución comunitaria  al reto interpuesto, lo que refuerza la sensación de fracaso institucional del proyecto europeo”, toma ya la frasecita!  en lenguaje que usted y yo entendamos :  ante el dilema dar una respuesta coordinada (en recursos, personal y presupuesto) para controlar las fronteras europeas y cede control (soberanía)  en ese parte  a favor de una entidad común  , los estados miembros han decido jugar al “sálvese quien pueda” e ir cada uno a su aire y así nos luce el pelo. ¡ Y NOS TOCA EL SCHENGEN! Algo que es más que evidente , que todos juntos podemos , se empeñan y nos empeñamos (pues como ciudadanos nos toca el tema) en buscar soluciones individuales e incapaces d abarcar la magnitud del reto. Cuando la solución es simple , la dieron los mosqueteros ,  “una frontera para todos y todos para una frontera (común)”.

no toques schengen libertad- reducido25
¿horas de espera para pasar fronteras? ¡JAMAS! Revolución o SCHENGEN!

Para los que se preocupen por las cifras, ya mencionábamos el otro día que si la UE actúa en su conjunto, acoger a 5 millones de refugiados no sería tanto problema (vamos por 1,5 millones) , a fin de cuentas somos ¡500 millones! en la UE. Pero en vez eso, nos empeñamos en mirar a otro lado, poniendo en riesgo los progresos que tanto esfuerzo y sacrificio nos han costado en estos 60 años de aventura europea y para colmo, si es de los que piensa que sólo el dinero importa , las pérdidas de dinero que una vuelta a las fronteras traerían un serio revés para nuestra economía. En esto, unos chicos franceses muy listos (“france strategie” , un think tank ligado al gobierno francés)  nos han recordado estos días la pasta que supondría volver a poner en marcha esto de las fronteras, 100.000 millones de € a pagar entre todos los europeos.  (pueden leer aquí todos los detalles)

no toques schengen maneken pis-reducida45
Como me toquen el Schengen, les meo encima

En resumen, que si usted es de los que justamente se indigna con la falta de una respuesta común al drama de los refugiados,  y  quiere cagarse en la UE por insolidaria, recuerde que son los gobiernos de cada estado miembro (vía Consejo y Consejo Europeo), no las instituciones comunes (la Comisión, El parlamento Europeo, el BCE, Tribunal de Justicia) los que están decidiendo sobre esto y tienen la sartén por el mango.  Así que para esta, es mejor cagarse en su Primer ministro, Presidente, Jefe de gobierno de turno para obligarle a recapacitar, porque además de resolver poco , que se aproveche para quitarnos algo que es un derecho (aparece en la carta de derechos de los ciudadanos europeos) y una de nuestras mayores conquistas como Unión (sin contar el beneficio económico, incalculable ). Pues eso, nos toca el …..y ya saben que #NOmeTOQUENelSCHENGEN

*Otro día tocaremos los tres mosqueteros…las tres libertades de manera detallada.

**Para otras cosas, puede cagarse en las instituciones europeas si lo estima pertinente, pero justo esta, no.

#SOYUIMP – Jueves, 3 Septiembre (3er día)

(artículo publicado originalmente en la web del Movimiento Europeo)

 (viene del día 2) Y vamos con el tercer y último día en nuestro #marcoincomparable favorito. Una jornada que podemos calificarla como la más técnica del curso, con momentos apasionantes e inesperados. Abrió las intervenciones D. José María Gil-Robles

Manuel Delgado-Iribarren, Eugenio Nasarre, Jose María Gil Robles, Francisco Aldecoa)
Manuel Delgado-Iribarren, Eugenio Nasarre, Jose María Gil Robles, Francisco Aldecoa)

(expresidente del Parlamento europeo) con su charla “ El Parlamento en la Unión Europea. La contribución española”. Con el cargador de anécdotas europeístas lleno , les invito a que le escuchen alguna vez, como el hecho que el Tratado de Maastricht se publicó en el BOE , dos meses después de su entrada en vigor a nivel europeo (aclaración en España, las leyes no entran en vigor hasta que se publica en BOE, así que por dos meses vivimos en un limbo “legal” que nadie quiso ver) .

Don José María , durante su charla nos vino a recordar lo que importa desde la perspectiva de los parlamentos nacionales como es el el control de los presupuestos nacionales desde Bruselas, pues “la política no dirige la economía, como nos ha recordado la crisis actual” o que “ un verdadero parlamento no es sólo una asamblea legislativa, lo ma´s decisivo es que controle el poder” . Pero la gran lección de alguien con su experiencia vino con el recordatorio de que al Parlamento Europeo no se le ha regalado nada, los poderes que ha adquirido en los últimos años (con las reformas de los tratados) han sido fruto de una larga lucha con el resto de las instituciones y aún le queda (control sobre el eurogrupo, troika y otros) y un aviso “Las cosas que se consiguen (en la construcción europea) están en peligro ¡siempre! Tenemos que defenderlas

 

Le siguió Manuel Delgado-Iribarren, quien se estrenaba en la plaza #marcoincomparable de Santander. Con su charla “El Parlamento de España en la Unión Europea. Evolución y perspectivas de futuro”. De corte técnico, para aquellos creyentes de la lejanía de Bruselas de nuestras instituciones, supuso un buen repaso de todo lo que han ganado las cortes en estos últimos años , frente a la creencia popular de que no pintan nada, entre otras cosas nos recordó que el El Secretario De Estado para la Unión Europea comparece en el parlamento para explicar los temas previstos en el Consejo, así como los comisarios europeos que han venido a España para sesiones PUBLICAS de control en Congreso y Senado. Finalmente con el tratado de Lisboa, también salieron ganando nuestras cortes, pues prevé una participación directa de los parlamentos nacionales en la política europea . Y como nota relevante, para que luego la gente diga que en el Parlamento no se ponen nunca de acuerdo, Todos los #Tratados de la #UniónEuropea han sido aprobados por el 90% de los diputados (de lo poco que sus señorías están de acuerdo sin distinción)

Y vamos con la última, pero no por ello menos relevante, charla de la Catedrática de Derecho Comunitario Araceli Mangas (también conocida como “la del libro” pues su libro es de obligada referencia para todo el que quiera estudiar más el tema ) sobre “Contribución de España al acervo jurídico-político de la integración” . Siendo sinceros, el título da un poco de pánico si no se especialista,

Araceli Mangas con 10 sentencias por banda...
Araceli Mangas con 10 sentencias por banda…

afortunadamente, la profesora Araceli fue capaz de arrancar un discurso que lejos de ser aburrido, fue todo lo vibrante y energético que el derecho comunitario puede ser. Primero recordando como España , por una vez, “llegó a tiempo de coger el tren de la historia” (y nuestro trabajó nos costó subir) y como nuestras contribuciones en la Unión , han beneficiado no sólo ha nuestro país sino a los demás estados miembros que vinieron después, sean en la definición de fondos o del espacio de libertad, seguridad y justicia (euroorden , cooperaciones judiciales, etc..) aunque también hubo espacio para un tirón de orejas patrio pues últimamente, nos intentemos escaquear de la adopción de las leyes en europeas, al punto de ser casi el último de la fila ( con Grecia e Italia ¡y los ingleses de los primeros!)

 

No obstante, lo más impresionante vino después, pues a semejanza de A.Perez Reverte relatando las glorias de los tercios viejos dando estopa al hereje, esta vez eran nuestros pescadores y abogados los que le daban al inglés donde más duele, ¿en la entrepierna? No, en la cartera. Así, armados del derecho comunitario, como si de picas y arcabuces se tratara, y por campo de batalla el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (a fin de cuentas no quedaba muy lejos de Flandes) presentamos batalla los españoles (y el resto de europeos) por nuestros derechos y ganamos quedando para esto para usos posteriores (véase, sentando jurisprudencia ), aunque no fueron sólo los británicos los que probaron nuestras habilidades ( y más concretamente el peso del derecho comunitario) en el terreno judicial   (sentencia factortame, asunto lomas, sentencia ayuntamiento de milan, entre otras).


 

Los participantes :

IMG-20150903-WA0001
la diversión está en las aulas y fuera. Europeistas divertidos 🙂

Por último, una mención a los que allí estuvimos, aunque nos llevamos un bonito diploma de recuerdo, el verdadero tesoro que nos llevamos fue la gente que conocimos. En total fuimos unas 40 personas de diversos países (no sólo comunitarios) y procedencias (grupos de debate, federalistas europeos, paneuropeos, simpatizantes del movimiento, periodistas, mundo académico,blogeros y más) todos dispuestas a aprender y hablar sobre Europa en el #marcoincomparable al mismo tiempo que disfrutamos. Una pequeña muestra del variopinto universo de los ciudadanos europeos en los que recae la labor del proyecto europeo, pues ya lo dijo uno de los padres del invento “no unimos países, unimos personas”.

CN4l8usWgAA0m2J
Asistentes unidos en la diversidad, como una UEntidad que “no” recordamos 😉

#SOYUIMP Miércoles, 2 Septiembre (2º día)

(artículo publicado originalmente en la web del movimiento europeo )

(viene del dia 1)  Abrimos el segundo día, en nuestro #marcoincomparable, con dos ilustres protagonistas de esos 30 años de España en la UE, en su caso , no te cuentan un libro, ellos son el libro, estuvieron allí y por su manos pasaron muchas de las responsabilidades de la aventura Española en Europa. Estamos hablando del embajador Raimundo Bassols y el exministro y comisario europeo Pedro Solbes.

Retrato del curso
Una imagen vale más que 1000 palabras

El embajador Bassols con su ponencia sobre “La negociación del ingreso de España en la CEE” nos dejó una colección de recuerdos de los momentos que marcaron nuestro acceso a las comunidades. Su relató parecía un thriller de los de  Hollywood (pero aquí, en Europa y con nosotros, España, d protagonista), con una situación al límite (la nuestra), una dura lucha (diplomática) por ser tenidos en cuenta y una transición que parecía un trapecista sobre el abismo, presidida por una frase del Rey Juan Carlos I “Europa deberá contar con España. Los españoles somos europeos”, negociaciones llenas de diálogos sutiles y un vecino (Francia) en plena relación amor-odio con nuestro posible acceso para concluir en un final apoteósico un 12 de junio de 1985 con nuestra firma del tratado de Adhesión (para los detalles precisos les remitimos a las obras del embajador Bassols)

A este apasionante relato le siguió, otro igualmente apasionante por parte de Pedro Solbes (ministro, comisario europeo, etc..) que tomaba el relevo en el tiempo del relato del embajador y lo desplazaba al ámbito “de Las transformaciones de la economía española en el ámbito de la Unión Europea”. Con un discurso lleno de secretos (o se concluimos de lo bajito que hablaba ) repasamos los grandes hitos dentro del entramado económico de la UE y también los miedos de donde partieron ¿cómo entrar ante una Francia que se opone y Reino Unido reclama lo suyo? Alemania, si la misma que hoy día nos parece la mala de la película, puso el dinero para limar aspereces y callar quejas ¿se podrá cobrar el iva en la Europa sin fronteras? Se pudo y se sigue pudiendo ¿cómo salir de la crisis del 1995 (qué no fue pequeña precisamente)? Con una moneda común, así nació el Euro. Y ante las dudas de si nos habría ido mejor fuera del euro con la crsis actual, una anécdota genial que conserva toda su validez :

“¿por qué quiere España entrar en un sitio lleno de goteras(las comunidades europeas)?” – preguntó Simone Veil (Presidenta del Paralmento Europeo en 1979-1982)

“Si, pero es que fuera llueve mucho más”- respondió Eduardo Punset, el del pan bimbo, el programa redes (y las neuronas dichosas) y en la época, responsable de la entrada de España en las Comunidades europeas.

.

IMG-20150901-WA0022
No sólo de europeismo vive el hombre. Alimentando el buche.

Nuevamente acudimos a nuestra cita con el alimento terrenal (no somos de piedra , ver foto) y un par de horas después seguimos con el turno de los representantes (directos) del pueblo, la Mesa Redonda “El futuro de España en la Unión Europea” a cargo de 2 eurodiputados y un diputado. Abrio la tarde Juan Carlos Girauta Vidal, eurodiputado por el partido Ciudadanos, repasando algunos de los retos pendientes en el ámbito político de la UE y la necesidad de cambios para mejorarla, citando a uno de los padres fundadores, aunque lo más relevante, para un novato en esto del parlamento sería su recordatorio de los mecanismos de control de la labor de los parlamentarios ¿es usted de los que piensa que se tocan las narices? Puedes aquí puede comprobarlo y le adelantamos que si espera ver como viven del cuento, se equivoca, trabajan y duro, pero siempre pueden preguntárselo ustedes mismos.

Le siguió Jonás Fernández, eurodiputado del Partido Socialista, repasando algunos de los fallos de la UE en la crisis, pero aún con eso, hemos de ser optimistas sobre el papel de la UE y tocando temas polémicos , para algunos, como es cesión o no de soberanía de los países a la UE, dejo sobre la mesa una buena reflexión “debemos dejar de hablar de ceder soberanía , porque los estados han perdido la soberanía (por la via de los hechos, como ha sido la última crisis económica) y la que pueden hacer es recuperar soberanía a través del proyecto europeo”.

Cerró la terna el diputado del Partido Popular Eugenio Nasarre, quien llevando los temas de casa al ámbito europeo, como la reforma de la constitución , nos indicó que es “el momento de poner más Europa en la Constitución”, profundizar en una Europa más federal (ver enlace para más señas) pues “los desafíos existentes (ISIS; refugiados; Rusia, etc..) sólo tienen solución en una dimensión Europea” y de pasó dejo unas cuantas referencias la Europa Federal que tanto anhelan unos y acongoja o repele a otros.

De izda a derecha  : Manuel Delgado-Iribarren, Juan Carlos Girauta Vidal, Jonás Fernandez, Eugenio Nasarre, Pedro Solbes, Lucas Lopez,Raimundo Bassols, Miguel .A Benedicto, Francisco Aldecoa

De izda a derecha : Manuel Delgado-Iribarren, Juan Carlos Girauta Vidal, Jonás Fernandez, Eugenio Nasarre, Pedro Solbes, Lucas Lopez,Raimundo Bassols, Miguel .A Benedicto, Francisco Aldecoa

Ya semos europeos

(Continua en día 3)

La conspiración : la “verdadera” historia de Europa y las croquetas

Este artículo fue publicado orignalmente el 22 de Enero de 2015 en el Nuevo Federalista (aqui)

Estimado Lector, el pasado 28 de diciembre desde Ya semos europeos ¡UE! le hice partícipe de un gran descubrimiento, la conspiración que había dominado la historia europea en los dos últimos siglos ¡Las croquetas! Habían sido protagonistas de la historia europea y usted sin saberlo…

Pero aquí estamos para remediarlo y permítame que comience mi relato en el lejano 1789, en la Francia borbónica (la de los Borbones,  la del Bourbon era otra cosa), reinaba un tal Luis XVI, de manera no especialmente brillante y poco original (cuando 15 antepasados tuyos se han llamado Luis ¿qué esperas?), la economía no estaba boyante y las cosechas iban de mal en peor. Para colmo, la nobleza en su parra, tal es así que  según los rumores, su señora esposa, la Reina Maria Antonieta, al enterarse que la gente no tenía pan para comer dijo “que coman brioche”… y por lo bajini añadió “y que coman croquetas”. Pero por aquel entonces, estas eran un manjar reservado a unos pocos, lo que aumentó el descontento, ya se sabe, malo pasar hambre y encima si es con recochineo….

El cabreo fue en aumento y un buen día, un 14 de julio, un incauto oficial se dejo el tupper con croquetas en el  trabajo (la Bastilla-prisión se llamaba la oficina) corrió el rumor entre el pueblo de París que había unas croquetas en el fuerte y allí que fueron a asaltarlo (la versión oficial dice que fueron a por armas, munición y liberar unos prisioneros).

La cosa no dejó de degenerar, cual croquetilla al aire en un día soleado y en breve, el Rey estuvo sin trabajo y sin cabeza poco revolucióndespués, a lo que le siguió un baile de las sillas entre los jefes de la revolución, donde abundaron las recetas de cómo gobernar y de cómo preparar las croquetas (la “época del terror” lo llamaron, no por la cantidad de ejecuciones, sino por lo duras que estaban las jo… croquetas de la época) y así continuó  hasta que llegó un corso cuyo destino también estuvo marcado por el mencionado manjar.

Napoleón Bonaparte nacido en Córcega y apodado de pequeño (y de mayor, que alto no era mucho que digamos) como “el croqueta” por sus compadres corsos. Este mote le repateaba profundamente tanto que, de sentirse más corso que todos los demás corsos juntos, decidió sentirse francés (“que las croquetas tienen grandeur  y elegancia” dicen que dijo). Así que el  amigo Napoleón acabo en Paris, repartiendo estopa y revolución por la ciudad y como era bueno en eso, un rato largo, pues fue ascendiendo. Por muy dedicado que estuviera al trabajo, eso no le impidió enamorase, además de si mismo, de una mujer mayor que él, Josefina, por la cual profesaba un amor incondicional, surgido de las croquetas que esta le preparaba (“como las de su mamá”, efectivamente hasta los más grandes tienen debilidades)

Pero su celo por expandir la revolución era una tapadera, el código civil napoleónico escondía al final del mismo un anexo  un recetario de cocina! Y en él, su artículo más valioso era la receta de las croquetas. Este era el arma secreta de Napoleón, venía con toda la intención de extender la dominación croquetera francesa por toda Europa (ver imagen para más señas).

nap y croNo obstante, sus planes chocaron con los irreductibles españoles, quienes ya disponían de su propia receta y buenos somos para esas cosas, “¡a mi no me toques las croquetas! “ fue el grito del 2 de Mayo, lo de defender al Rey Fernando VII (un rey empanado) fue un adorno posterior. Al mismo tiempo, por Europa, aprovecharon el error de Napoleón de irse a comer croquetas a Moscú para ponerlo en su sitio, batalla arriba y abajo, primero en la Isla de Elba, aunque no por mucho tiempo. Napoleón volvió con ánimos y recetas renovadas, pero el asunto le duro 100 días, después de eso, la masa se le quedó incomible (en un lugar llamado Waterloo, cuentan las crónicas).

Con la caída de Napoleón se reunieron los poderes europeos de la época en Viena (por eso del escalope y que invitaba un tal Metternich, que era de allí) donde acabarían compartiendo recetas y repartiéndose el pastel (del postre).

La cosa estuvo algo inestable durante las siguientes décadas, pero sería en los años 1860 que Europa volvió a moverse, los Prusianos, unos tipos un poco agriados por no comer muchas croquetas, decidieron que todos sus primos comían mejor y era hora de unirlos…

Pero eso es otra historia…(continuará)