7 consejos para una buena carta de motivación para las instituciones europeas (para becarios y más)

De los 7 Magníficos del western a los 7 Magníficos consejos de las cartas de motivación

Independientemente de si aspiras a un puesto de prácticas, de agente contractual o de oficial permanente, deberás enviar una carta de motivación a las instituciones como parte de tu solicitud. En dicho texto tendrás que reflejar tu pasión por la Unión Europea y dejar claro que puedes ofrecer un amplio rango de cualidades y habilidades a las instituciones. He aquí siete sencillos consejos para mejorar tu carta de motivación:

1. No te explayes demasiado en los detalles

El número de caracteres permitido para la carta de motivación es limitada y debes mantener en mente que el comité de selección no dedicará más de unos pocos segundos a leer tu obra maestra. Ve directamente al grano, no gastes más espacio del estrictamente necesario en expresar una idea.

2. Distingue el contenido relevante para el trabajo del que no lo es

Todos hemos hecho muchas cosas en la vida pero hay que saber elegir lo que va a interesar a esta gente y lo que no. Por poner un simple ejemplo, a nadie le importa si tuviste matrícula de honor en el instituto, pero sí podría ser relevante (para unas prácticas, por ejemplo) si obtuviste un premio de excelencia en la universidad o si trabajaste para uno de tus profesores por tus buenas notas.

Especialmente, acentúa las cualidades y los logros que estén directamente relacionados con el trabajo que quieres conseguir, y explica por qué esas habilidades serán beneficiosas para la organización. Otro ejemplo:

No escribas: “Hablo 99 idiomas que aprendí en cursos de idiomas en los países X, Y y Z. Obtuve los títulos oficiales ya en 201X y 201Y y poseo un nivel C1000000 en cada uno de ellos. Además, he dado clases particulares a niños para 75 de esos 99 idiomas”. Ahí simplemente te estás enfocando en enumerar tus logros y contar lo maravillosos que son.

Mejor escribe algo como: “Hablo 99 idiomas con fluidez y he estado expuesto a ambientes internacionales, lo cual facilitaría la comunicación con los compañeros de una institución internacional como X y me permitiría participar en una mayor variedad de proyectos”. Sin embargo, en este segundo ejemplo estás dando importancia a por qué una habilidad tuya te hace el candidato ideal para el trabajo.

3. Utiliza palabras clave

Hay ciertas palabras y expresiones que gustan en las instituciones, por lo que te interesará meterlas de alguna manera en tu motivación para demostrarles que “hablas su mismo idioma”.

Algunos ejemplos pueden ser: integration – cooperation – coordination – international – efficiency – challenge – opportunity – potential – improvement – passion – contribute – objectives – stability – sustainability – fairness – development – inclusive – growth – multicultural – nourish – community – unification – development – solidarity. Bueno, creo que te haces a la idea.

4. Añádele tu toque personal

No te limites a frases generales y vagas que no dicen nada. Trata de reflejar tu conexión personal con la Unión Europea, como algo relacionado con tu infancia, alguna anécdota que te sirviera para darte cuenta de los beneficios que nos aporta la Unión, y ese tipo de cosas.

Concretamente: en vez de ir a Wikipedia y parafrasear lo que pone en los Tratados, cuenta cómo vivir cerca de una frontera o participar en un intercambio escolar te abrió la mente al maravilloso mundo de las oportunidades que ofrece el libre movimiento de personas. Eso sí, aunque algo de sentimentalismo no venga mal, evita irte al drama y a la exageración, al final te perjudicaría por parecer poco auténtico.

5. Muéstrate como una persona con muchas facetas e intereses

Como he mencionado brevemente antes, no te servirá de nada insistir una y otra vez en tus excelentes notas si no demuestras ser una persona con recursos que sabe tomar sus propias decisiones y que intenta superarse continuamente.

Habla de las experiencias que te hayan aportado algo que la mayoría de la gente no tiene (como haber vivido en Japón unos meses), muestra que tus motivaciones no se guían solo por ganar mucho dinero o tener un historial académico impecable. Por ejemplo, si has sido parte de un grupo un equipo deportivo o alguna asociación donde has organizado eventos o liderado un equipo, definitivamente eso es algo que te interesa mencionar aunque sea brevemente, por mucho que no esté directamente relacionado con tu vida laboral o académica. Una vez más, para esto utiliza tu criterio para ver qué es relevante y qué no.

6. Acentúa tu perfil internacional y tus habilidades para adaptarte cómodamente a situaciones y personas diferentes

Esto es esencial para trabajar en cualquier organismo internacional y la Unión Europea no es ninguna excepción. Tienes que sentirte cómodo tratando con gente de distintas nacionalidades y culturas que puede que tengan maneras muy distintas de la tuya para hacer y comunicar las cosas.

A esto hay que añadir que pasarás el 90% del tiempo en el trabajo hablando inglés y/o francés. Si nunca has trabajado fuera de tu país, al principio todo esto te resultará agotador, por lo que saber adaptarse al ambiente internacional es crucial para sobrevivir en Bruselas. Es importante hacer ver al comité de selección que eres consciente de esto, y la carta de motivación es el lugar ideal para añadir una referencia al respecto.

7. Agradece que se hayan tomado el tiempo de considerar tu solicitud

Puedes acabar con una frase del tipo: “It would be an honor to see you in Brussels, thank you for considering my application”.

¿Cuáles han sido tus experiencias con las cartas de motivación a este tipo de instituciones? ¿Algún consejo más que añadirías a esta lista?


Artículo escrito por Leire Ormaetxea. Autora del blog EUROAVENTURAS

Para saber más sobre becarios y sus historias, puedes estas entradas :

Prácticas en la Comisión Europea: ¡¡¡la Solicitud!!!

En el post anterior presentaba la serie de entradas sobre las prácticas ofrecidas por la Comisión Europea. Hoy procedo a dar un par de recomendaciones sobre cómo rellenar el formulario de solicitud, así como a listar las informaciones requeridas en esta primera fase.

Si has llegado a esta entrada, te será familiar la web oficial de las prácticas de la Comisión, pero por si las moscas, aquí está: Blue Book Traineeships.

Antes de empezar, te recuerdo que el formulario ha de ser rellenado en inglés, francés o alemán. De momento no hace falta enviar ningún documento, pero asegúrate de que proporcionas datos verdaderos porque si pasas la primera fase, tendrás que probar TODO lo que has incluido en el formulario. Presta especial atención a no equivocarte/mentir con respecto a:

Fechas (como duraciones de previos empleos, fecha de obtención de tu diploma de la universidad, etc).

Niveles de idiomas (hablaré de esto en la siguiente entrada de la serie, por ahora me limito a decir que evites incluir conocimientos de idioma que no tienes).

Ahora sí, vamos a comentar las secciones del bendito formulario:

charlemagne entrada

Datos personales

Esta primera sección es muy sencilla, te pedirán tus datos personales como nombre completo, nacionalidad, dirección, lugar de residencia, fecha de nacimiento, número de teléfono, etc. Además de eso, tendrás que hacer click en unas casillas para declarar que cumples los requisitos listados al principio de este post. Nada del otro mundo, vaya.

Estudios universitarios

Esta parte tampoco tiene gran misterio, debes indicar los títulos obtenidos y por obtener, universidades en las que has estudiado, fechas (again, ¡atención a ellas!), asignaturas principales y tu nota media.

En la sección de “asignaturas principales”, está bien ser estratega y mencionar aquellas materias cursadas que estén más relacionadas al trabajo que te gustaría hacer en la Comisión. Por ejemplo, yo quería trabajar con temas de macroeconomía y debería haber puesto Macroeconomía Avanzada, Economía Monetaria y cosas del estilo en mi formulario (cosa que no hice, no lo pensé en ese momento. Consejos vendo…).

croquetas
Igual que las croquetas, mejor que haya croquetas de más que de menos.

Ten en cuenta que los seleccionadores pueden proceder de cualquier país de la UE y no tienen por qué estar informados sobre el sistema educativo en tu país. Por ello, es esencial que incluyas toda la información posible para facilitar el trabajo a aquellos que leen tu solicitud. Mejor pasarse con la info que quedarse corto.

charlemagne frontal

Experiencia laboral

A continuación, te pedirán que proporciones información sobre anteriores trabajos (máximo 3 puestos), ya sean a tiempo completo, a tiempo parcial o voluntariados. Pongas lo que pongas, mantén siempre en mente que en la siguiente fase deberás enviar un certificado que confirme que todo es verdad (como un contrato o una referencia de un superior).

Aquí me gustaría aclarar que si bien se valora el hecho de que tengas experiencia laboral relacionada con el trabajo de la Comisión, tu éxito no siempre va a depender de eso, siempre y cuando compenses tu falta de experiencia con otros puntos fuertes como los idiomas, habilidades específicas o una buena carta de motivación.

Hay un espacio para describir tus tareas y responsabilidades en cada puesto de trabajo, lo cual es una oportunidad excepcional para venderte. Procura mostrar cómo tus pasadas responsabilidades reflejan tus valiosísimos talentos y características personales que puedan ser útiles para la Comisión. Una vez mas, asegúrate de incluir toda la información pertinente para que tu candidatura se evalúe correctamente.

Mi consejo para rellenar el apartado de la experiencia es que, a pesar de que tengas poca, o la que tengas no sea demasiado relevante, intentes sacarle el mayor jugo posible y no te cortes a la hora de venderte. Por poner algunos ejemplos, resalta tu habilidad de hablar claramente en público si alguna vez has dado clases, enfócate en tu experiencia trabajando en equipos internacionales si ha sido tu caso, habla sobre tu capacidad de organización o liderazgo si has organizado eventos o gestionado un equipo, sobre tu iniciativa si has sido voluntario, etc.

interior

Idiomas

Aquí es donde deberás mencionar todos los idiomas que hablas, junto con el correspondiente nivel (desde A1 hasta C2) en escuchar, leer, hablar y escribir. Aparte del nivel en cada disciplina, tienes la oportunidad de contar brevemente cómo adquiriste tus conocimientos y de qué títulos oficiales dispones. A pesar de no ser obligatorio, puedes escribir este pequeño texto en el idioma en cuestión, es decir, el texto sobre tu experiencia con el inglés en inglés, el de tu experiencia con el alemán en alemán, etc.

Vuelvo a hacer hincapié en la importancia de ser sincero en esta fase y de no incluir conocimientos que luego no puedas justificar. Hay gente que ha quedado fuera por indicar niveles de idiomas que luego no pudieron probar.

Sin embargo, es cierto que es muy corriente tener un buen nivel en un idioma pero no haber ido a un examen oficial. A mí me pasó con el francés, había hecho cursos y había vivido en Bruselas durante meses (donde hacía mi vida en francés), pero nunca fui a ningún examen más alto que el A2. Opté por indicar un B2 en mi formulario y les dije bien claro en el mini-texto que NO tenía certificados oficiales, pero que podría enviarles un justificante de la escuela de idiomas si me preseleccionaban. Milagrosamente funcionó, en la segunda fase envié ese justificante junto con el recibo de haberme registrado para el examen oficial B2 (y haberlo pagado) y me lo aceptaron.

Publicaciones

Si has publicado algo en una revista científica o algo del estilo, aquí es el lugar para incluirlo. No obstante, no olvides que no aceptan tu Trabajo de Fin de Grado o de Máster en esta sección.

Conocimientos informáticos

En esta sección te encontrarás una lista de varios softwares para los cuales deberás indicar tu nivel: MS Office, bases de datos, herramientas de traducción, etc.

Capacidad de comunicación y organización

En dos o tres frases, te pedirán que brevemente describas experiencias donde hayas tenido que comunicar u organizar algo.

charlemagne

Motivación general

En unos 1000 caracteres, deberás expresar tu pasión por la Unión Europea en general y la Comisión en particular. En un futuro post compartiré consejos para una buena carta de motivación según mi experiencia.

Motivación particular

Para finalizar, tendrás la oportunidad de expresar tus preferencias con respecto a los departamentos. He aquí una lista que podría servirte de guía. Recuerda que hay cientos de unidades que se centran en todos los temas que te puedas imaginar. Piensa bien en qué tipo de proyectos te gustaría participar, porque deberás escribir otro texto de unos 1500 caracteres sobre tus intereses específicos y tus cualificaciones para trabajar en esas áreas (estudios, idiomas, características personales, experiencias pasadas, participaciones en proyectos, etc). En una frase, mi consejo sería: no te vayas por las ramas y piensa bien lo que es relevante y lo que no.

Conclusión

Esto es lo que puedo decir sobre la primera fase del proceso. Como último consejo, tómate tu tiempo con el formulario y revisa bien el contenido, la ortografía y la gramática en cada una de las secciones. Los errores tontos pueden dar una muy mala impresión y aún estás a tiempo de corregirlos.

Artículo escrito por Leire Ormaetxea. Autora del blog EUROAVENTURAS

Si quieres leer más sobre las prácticas en la UE, puedes leer nuestras entradas :

Cómo ser un buen becario en la UE y no morir en el intento.

Ser Blue Book trainee en la Comisión Europea es una enriquecedora experiencia que se ofrece a unos 1200 jóvenes europeos cada año. Las personas seleccionadas pasan durante cinco meses a formar parte del día a día de la Comisión, trabajando dentro de uno de sus equipos (unidades).

Una servidora, al igual que muchos otros trainees, llegó a la Comisión directamente de la universidad sin haber pisado una oficina antes. De sobra está decir que al principio estaba más perdida que un pulpo en un garaje. Sin embargo, con humor se lleva todo mejor. Aquí ilustro mi triunfal entrada en las instituciones europeas en 25 situaciones que seguramente resultarán familiares a más de uno.

1) Cuando recibes la noticia de que has obtenido una plaza para hacer las prácticas…

gif1

2) …empiezas a leer todo lo posible sobre el tema en el que trabaja tu unidad porque claro, no puedes quedar en evidencia como el ignorante que eres.

gif2

3) Te preguntas cómo irá vestida la gente allí, no quieres aparecer con deportivas y una camiseta pero tampoco autohumillarte por plantarte allí con un modelito como para una boda.

gif3

4) Llegas a tu edificio el primer día e intentas hacer creer a todo el mundo que llevas años ahí y que ya eres imprescindible para la organización…

gif4

5) … pero fallas estrepitosamente…

gif5

6) … porque todos los funcionarios de la Comisión ya han desarrollado un radar para detectar pardillos que andan deambulando por ahí como pollos sin cabeza.

gif6

7) Te llevan a tu oficina/mesa y vuelves a intentar lo de parecer profesional.

gif7

8) Esperas pacientemente a que tu supervisor te diga lo que tienes que hacer…

gif8

9) … no sin antes llamar siete veces al servicio IT porque ni tu pantalla, ni tu teclado ni tus 999 contraseñas funcionan…

gif9

10) … y reunir todo el material de oficina que puedas para tus importantísimas tareas.

gif10

11) Te emocionas cuando consigues acceder a tu correo electrónico “nombre.apellido@ec.europa.eu”.

gif11

12) Mientras esperas tus órdenes también te presentan al resto del equipo con el que vas a trabajar.

gif12

13) Al fin recibes tareas, ves que no sabes por dónde empezar y deseas con todas tus fuerzas no tener tarea alguna a la vista en los cinco meses que te quedan…

gif13

14) …pero por supuesto, intentas no mostrar tu pánico al mundo.

gif14

15) Te planteas seriamente si todos tus años de estudio sirven para algo.

gif15

16) Te armas de valor, abres Wikipedia e intentas cumplir con tus tareas minimizando el daño causado como malamente puedas…

gif16

17) La ansiada hora de comer llega por fin y tus compañeros se ofrecen a enseñarte el comedor, donde te encuentras una enorme variedad de comida y tardas media hora en decidir qué comer.

gif17

18) Por la tarde… ¡reunión! Esperas sobrevivir dignamente.

gif18

19) Esos momentos en los que te presentan a gente de otros equipos como “la nueva trainee” y te sientes como:

gif19

20) Aunque lo más incómodo sigue y seguirá siendo cuando te presentan de improvisto a alguien con un cargo muy alto y te das cuenta de que los entornos formales se te dan de pena.

gif20

21) Tras un periodo de adaptación, poco a poco se te empiezan a ocurrir creativas soluciones para sobrevivir.

gif21

22) Conoces a todo el personal de seguridad de la entrada… y ellos te conocen a ti.

gif22

23) Adoptas la “Eurojerga” y para cuando te des cuenta tus conversaciones con otros trainees pasan a ser frases llenas de acrónimos que hace unas semanas no sabías ni que existían.

gif23

24) Y al fin, al cabo de un tiempo, a pesar de todos los momentos incómodos iniciales donde te habría apetecido ser un avestruz…

gif24

25) …en algún momento te das cuenta de lo mucho que estás aprendiendo y de lo mucho que merece la pena la experiencia.

gif25.gif

Si has sido trainee, ¿has pasado por muchos de los pasos descritos en la entrada?

Si no lo has sido, recuerda que toda la info relevante sobre los Blue Book Traineeships la puedes encontrar aquí. ¡Anímate a solicitar una plaza, es un mundillo que merece la pena conocer!

Artículo escrito por Leire Ormaetxea. Autora del blog EUROAVENTURAS

Si quieres leer más sobre las prácticas en la UE, puedes leer nuestras entradas :

#BienvenidaBecUE – viviendo el esfuerzo colectivo.

Hoy toca ponerse emotivos, el pasado 18 de octubre, nuestra croqueta pudo ser testigo de uno de esos eventos que parecen fríos e interesados (por tener lugar en el corazón de la euroburbuja*) pero con el tiempo su recuerde se vuelve tierno y entrañable (como las croquetas de la abuela).

¿De qué hablamos?

Pues del evento de bienvenida (presentación con networking) a las nuevas croquetillas…ejem…a los nuevos becarios españoles en las instituciones europeas, organizado por BecUE.

¿Qué es eso de BecUE?

logo becueDespués dicen que los españoles son desorganizados por naturaleza, así que alguien se equivocó de país o estos chicos nos salieron rebeldes. Hace un año y pico, un grupo de becarios españoles en las instituciones (algunos ya con larga experiencia en asociaciones), viendo que les faltaba algo apoyo en el apasionante pero, muchas veces, demasiado extenso y liosillo mundo de las instituciones europeas, se lanzaron a montar una organización que les diera el apoyo que a ellos les faltaba. Poco tiempo después, nación lo que hoy se conoce como BecUE  para darse apoyo mutuo y ser plataforma desde la que lanzar nuevas iniciativas.

¿Por qué tierno y entrañable?

Si no fuese porque las croquetas no lloran…ejem..resulta la mar de tierno y emotivo poder asistir a la llegada de los nuevos becarios (échenle unos 50 que había allí), ver sus caras expectantes, ávidas de conocer más y mejor el entorno institucional europeo que les rodea. En su mayoría son jóvenes que acaban de terminar sus estudios, han superado el infiernillo del  proceso de selección de becarios para prácticas** en las instituciones (o bluebook para los amigos) e inician una nueva etapa que desconocen hasta donde podrá llevarles.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aquí algunas instantáneas del evento. Todas las imagenes en BecUE

Cierto es que algunos  se lanzan a  esta etapa como becarios más atraídos por su profundo europeísmo, otros más por las buenas oportunidades profesionales (ingredientes ambos compatibles y presentes en todas nuestras croquetillas…ejem..becarios ) y todos bien recubiertos de pan rallado hecho con harina de ilusión, ganas de aprender y  disfrutar de unos meses sean memorables (vamos como un Erasmus universitario pero concentrado en la euroburbuja).

¿De qué  se habló en la presentación?  

Ya que organizaba BecUE, sus principales responsables aprovecharon para hablar de la  historia de la asociación, su organización y sobretodo sus áreas de actividad. Esto último nos llegó especialmente al relleno, pues lo definen en 3 pilares , como antiguamente los tratados europeos, todo un homenaje a la construcción europea.

En particular tienen el menú (muy bien) organizado como sigue :

  • Pilar I –Promoción de la presencia de españoles en las prácticas de la UE. Quede claro que no es una cuestión de “nacionalidad”, sino de oportunidad. Muchos jóvenes por España (vengan de donde vengan) no conocen la posibilidad de realizar prácticas en las instituciones europeas, o como hacerlo, así que aquí cumplen una gran labor social y divulgativa (se les da bien,  lo vimos en Granada este año ;-).
  • Pilar II – Acompañamiento (allá donde haya un becario español en instituciones europeas, estarán ellos apoyando) . Se trata de que todos los socios puedan sacar el máximo partido a su estancia de becarios, sea profesionalmente u organizando eventos y actividades fuera del trabajo que les permitan expandir sus horizontes. Estas actividades pueden ser puro cerveceo para hacer networking, debates, visitas a centros oficiales etc… Añadimos que aquí gusto mucho la organización de un encuentro con corresponsales españoles en Bruselas, ya llevan dos y  pinta que este año habrá otra.
  • Pilar III – Desarrollo profesional. Pilar creado  para compartir oportunidades laborales por toda Europa, apoyarse mutuamente en los procesos de selección europeos (EPSO) , seminarios para la mejora de las aptitudes profesionales, etc…  (gente práctica como ven).

Después de hablar de los pilares y mostrar todo lo que BecUE puede hacer por los becarios, que no es poco, llegó el  turno de presentación de otras asociaciones que también pueden ser de utilidad para ellos, en este caso  AEFICE.

IMG_20171018_190101.jpg
Momento “chapa” del representante de AEFICE. Eso sí, la gente no se durmio, que siempre es positivo.

AEFICE es la asociación que aglutina a los funcionarios españoles en las instituciones europeas y que también promueve el apoyo mutuo, compartir ofertas de trabajo y otras oportunidades de interés para aquellos que quieren desarrollar su carrera en las instituciones. Sin olvidar hablarles del pequeño gran fiestón del día 24 para los funcionarios españoles y amigos que han montado. ( “we work professionally , we party professionally too” que dicen los angloparlantes).

Posteriormente, ya durante el networking (con una cerveza en la mano, como es “obligatorio” en Bruselas)  se unirían  CLENAD (asociación de expertos nacionales ) y la CRUE (conferencia de rectores y universidades españolas).

IMG_20171018_191625.jpg
La prueba de que ahí estuvimos. La croqueta no se la ve porque es bajita.

Finalmente, antes del turno de preguntas y respuestas, con nocturnidad y alevosía aprovechamos para hablarles de Ya Semos Europeos y su utilidad  para ellos  ¿por nuestras recetas de cocina? ¿por nuestro humor hilarante? Va a ser que no, más bien por nuestros post sobre los procesos de selección EPSO y que del drama de los exámenes pasen a las risas del triunfo.

 

¿Conclusión?

El esfuerzo común es bueno.  En YSE quedamos eternamente agradecidos por la oportunidad de estar ahí, es bonito ver como la gente sigue siendo capaz de actos generosos, organizarse para entre todos conseguir un bien común mayor. Cierto es que uno puede acercarse a asociaciones como BecUE solo para mirar por su interés, pero de ser así, con el tiempo, la energía y generosidad de la gente se agota.Si le damos la vuelta a la tortilla, uno además de velar por sus intereses, contribuye a la causa, el beneficio para ella o él,  vendrá multiplicado.

Aquí os dejamos un par de aclaraciones :

*¿Qué es la euroburbuja? Es la expresión con la que se conoce al barrio europeo de Bruselas, donde se encuentran las instituciones y especialmente a toda la gente que trabaja, vive y se mueve en su entorno. Si el tema europeo no te gusta, es mejor no acercarse, te puede salir una urticaria de las gordas.

** ¿Qué es eso de prácticas en la Unión Europea? La mejor respuesta la tienes en este link , ya sabes que en YSE no nos gusta perder el tiempo y si alguien lo explicó estupendamente , como los amigos de BecUE, no vamos a intentar superarlo.