Pensar en positivo : Brexit, reflexión rápida

Hola,

Aprovechando que hoy andan de votación en el Reino Unido, en Bruselas se comen las uñas y en España….en España estamos a otra cosa mariposa, quería dejar por aquí una reflexión sobre el dichoso Brexit, y aunque no tenga croquetas ( o tal vez si) la voy a soltar igual :

Hasta la fecha se han publicado 2 visiones, ambas con una tendencia muy fuerte al catastrofismo.

  • Del lado del Brexit, se ha hecho demagogia del dinero aportado a la UE por parte del Brexit text with British and Eu flags illustrationReino Unido, la «amenaza» de la inmigración y se ha atacado a instinto apelando a recuperar la toma de decisiones por «uno mismo y no impuestas».
  • Por el lado del Remain (permanencia) se ha insistido en todo lo que podría perder el Reino Unido : exportaciones, fondos europeos, inestabilidad de la libra y los mercados financieros, abandono de Londres por parte de las empresas, resurgir del independentismo escocés, etc…

Otro día, si alguno de los que lea estas lineas lo pide,  entraremos a analizar los datos aportados por unos y por otros, pero vaya un adelanto, los datos del Brexit son  manipulaciones o falsos directamente y los de Remain en muchos casos , la situación más extrema, hasta llegar a ello, hay muchos pasos intermedios.

Por ahora, los sondeos daban una victoria a Remain (escribo esto el mismo día del referendum) por escaso margen y con un  fondo  de voces (ministros, expertos, gobernantes) que dice que pase lo que pase, Europa sale tocada de este referendum, que nada será igual, es el principio del fin etc….

uff…estarán pensando   «¡Que original todo lo dicho!» , «Se han dejado el cerebro en el artículo» » bla bla bla…..»

Vale, pues va la apuesta de Yasemoseuropeos para esta jornada :

resultados referendum 75El Remain ganará con una diferencia mayor de los 10 puntos porcentuales, es decir, victoria clara de la permanencia. No, no le hemos dado a la cerveza en el desayuno, basta ver lo que paso en 1975, la diferencia fue de más de 30 puntos. En el Reino Unido, al final gana siempre el pragmatismo.

Con un referendum ganado claramente a favor de permanecer en la Unión, por uno de los países más díscolos («tocapelotas» que dirian otros) a lo mejor es momento de pensar en positivo y …

¿y si convertimos esa victoria en un nuevo impulso para construir más Unión en Europa?

Con un si rotundo a favor de la permanencia, el gobierno británico podría apostar por dejar de frenar el proceso de construcción europeo, pues decir si a la permanencia implica decir sí a las reglas de juego, las reglas europeas, si Reino Unido deja de arrastrar los pies y pasa a empujar ¿donde estaría el limite? piensen :

  • Peso económico, siempre mayor si estamos todos unidos, por separado sería claramente inferior (otra discusión es cuanto)
  • Social, cultural : The Beatles, Oxford, Cambridge, etc….dentro siempre estarán más cerca que fuera.
  • Reino Unido aporta una visión, que nos guste o no, también es importante y cercana a muchos países (de dentro y fuera de la Unión) y eso es siempre positivo.
  • Ganamos en imagen de unidad, en el «uno para todos y todos para uno» frente a los demás. A la hora de que te hagan caso, esto es importante
  • Un verdadero euroejercito (con todo el ahorro que supondría, además de más eficacia militar). Recordamos que el Reino Unido , junto con Francia, son los 2 grandes ejercitos de países miembros.
  • Presencia global, por ejemplo en vez 2 asientos en el consejo de seguridad que pintan poco, 1 con verdadero peso. Recordemos que en las reuniones del G7 (los estados más poderosos) la Unión Europea está siempre invitada.. Ninguna otra entidad tiene ese privilegio.

Y así otras tantas cosas que podrían ir mejor con que el Reino Unido decidiera apostar un poco más por la Unión y menos por ser la «excepción» que confirma la regla.

Ahí queda eso, a ver por cuanto nos equivocamos…. o no  😉

 

#Europaconcroquetas – reglamentos,directivas y decisiones

Por su interés divulgativo hacemos hueco en Yasemoseuropeos a la croqueta europeista, una croqueta multimedia, capaz de llevar nuestro twitter hasta las máximas cotas del europeismo y de lo absurdo,  que para algo es su responsable principal, como de protagonizar un espacio en Europa de Noche (antes JEFRADIO) todas las semanas.  Su objetivo está claro, explicar la Unión Europea de manera sencilla, divertida (si es posible) y sobretodo, sabrosa. Le cedemos pues las próximas lineas.

¡Buenas croquetas tengan todos!

croqueta europeista

Se preguntarán ¿ de donde viene uan croqueta europeista? ¿viene así cocinada o se hace?  pues el impulso me viene  de mi más tierna masa, ahí arrancó la necesidad de ver mundo, así que me armé de relleno y me fui de Erasmus, lo que le llevó a las lejanas tierras de Finlandia. Por allí, además de congelársele el relleno un poco, hacer amigos de toda Europa y pasárselo como nunca, se me abrieron los ojos a esto del europeismo , lo que me llevó a lanzarse a la divulgación del tema, cual Arguiñano cocinando por la tele.

Pero no he venido a hablar de mi relleno, sino a hablarse de Europa y de sus cosillas, así que vaya por aquí un pequeño entremés para abrir el apetito..¿han oído hablar de directivas, reglamentos y recomendaciones de la Comisión Europea? seguro que si, en la HuevoCastaña
prensa las van mencionado y probablemente les de igual, les parecerá todo lo mismo. ¡pues no!  se parecen entre ellas tanto como un huevo a una castaña y conviene que sepan la diferencia.

 

  • El reglamento: Este hay que seguirlo al pie de la letra y es como las lentejas que te prepara tu madre,”si no las quieres las dejas” que va,  nada de dejarlas. Te las comes todas y sin rechistar. y si no las tienes para comer el día siguiente o te llevas un collejón. (vía tribunal europeo de justicia o reparte collejas para los amigos).
  • La directiva: Es como una ensalada. Te dan el tomate, la lechuga, las aceitunas, el bonito, etc…digamos que al final tienes que comerte la ensalada, pero puedes ponerle un poco más de lechuga, aliñarla a tu gusto, echarle antes el vinagre que el aceite, etc,,,. eso si, si al final si no te comes la ensalada, te arrean un collejón (ese va a través del tribunal europeo)
  • Las decisiones: esto es como cuando te preguntaba el profe en el colegio, la pregunta va para ti y solo para ti, pues lo mismo, esto va para un estado miembro (o incluso una empresa) a la cual le cae el asunto y lo tiene que cumplir sin rechistar. 
  • Recomendaciones: Recuerdan cuando nuestras madres te decían «te vas a hacer daño», tú seguías a tu aire con tus amigos y luego ¡kataplun! pues eso, esto son avisos para todos los estados miembros y al final, como no se suele hacer caso, torta, pero esa te la das tu sólito por ir a tu aire.
  • Dictamenes: ¿Cuántas veces no han estado haciendo algo y llega el experto, el de verdad, no el cuñado listillo y te suelta «mmhh pues va a ser que así no, mejor sería asá» ? obviamente, no le hacemos caso, ¿para qué? y al final…..tenía razón. Los dictámenes son lo mismo, la  Unión opina sobre algo o alguien, eso no obliga a nada pero al final uno se lamenta de no haber escuchado.

Si, la diferencia entre recomendación y dictamen es que el primero va para todos y el segundo es para uno o unos pocos.

¿Lo ven? en un periquete ya sabemos distinguirlas, ¿a que no fue tan duro? bueno si quieren escucharme en la radio con una versión de este artículo pinchen aquí (minutos 46-49 o así, el resto del programa también es interesante). Y si quieren informarse en plan serio pero sencillo aquí

¡Un saludo eurocroquetil y hasta la siguiente!

Pssss si tienen dudas y quieren que una servidora le contesten  pueden mandarlas por mail a yasemoseuropeos@gmail.com (tema : consulta a la croqueta) o en twitter  @yasemoseuropeos  con el #europaconcroquetas

#NOmeTOQUESelSCHENGEN

Articulo publicado originalmente en El Nuevo Federalista, el 5 de febrero 2016.

Estimados amigos,

Hemos vuelto y con fuerza, nada como nos toquen el Schengen para darle a la tecla y salir a aclarar alguna cosilla que otra de todas las que se están hablando hoy día a raíz del reto (efectivamente la palabra que empieza por P no voy a utilizarla) de los refugiados

no toques schengen david miguel angelo-reducido65
A otro que le han tocado el Schengen

A ver ¿por dónde empezamos? Por el comienzo, así que hablaremos de las 4 libertades, que son como los 3 mosqueteros  ¿ eh? Si, aún sabemos contar, así que dejen que les explique. Vayamos atrás en el tiempo y pongamos que es el año 1957 cuando entra en funcionamiento la Comunidad Económica Europea y en el papelito donde se refleja el acuerdo del que nace (también conocido como Tratado de Roma) se proponían como objetivo promover “un desarrollo armónico …mediante establecimiento de un mercado común “…vale y eso ¿ cómo pretendían hacerlo? Mediante 4 libertades (pilar del asunto)* : la libre circulación de mercancías (es decir un mercado común y sin barreras para ellas) , servicios (lo mismo que te hago la web desde Rumania para tu restaurante en Londres, que la contabilidad de tu fábrica en burgos la lleven contables en Bremen e implicaba una cierta libertad de trabajadores ), capitales (pasar dinero de un país a otro para, por ejemplo pagar las mercancías y los servicios de los que veníamos hablando, no pensemos cosas raras) y personas (aunque en aquella época tenían en mente lo de cruzar para trabajar al otro lado de la frontera, no para pasar el finde de vacaciones en cualquier capital europea)

Pues bien, sin entrar en grandes detalles*, las tres primeras, Athos, Porthos y Aramis (mercancías, servicios  y capitales) llevaron su tiempo, pero se fueron haciendo realidad y comunitarizandose, es decir, la Comisión y el Par

schengen mosqueperros reducida75
…Eran uno, dos y tres las famosas libertades, el pequeño Schengen siempre va con ellos. Mercancias, Servicios y Capitales son las tres libertades, sus hazañas más de mil….

lamento Europeo fueron ganando peso
en las decisiones que se toman sobre ellas, especialmente mercancías, pero capitales y servicios (y las personas que lo ejercen) no se quedaron cortas. Y ahora viene a galope nuestro D’Artagnan ,  la libre circulación de personas.

Como íbamos diciendo , la libre circulación de personas, con algo de retraso se presentó nuestro D’Artagnan pidiendo unirse a los tres mosqueteros  ¿Su origen? Bueno, aunque estaba incluida en el paquete original de libertades de  las comunidades europeas que mencionábamos antes, la cosa  no pasaba, y con matices , de los trabajadores y asalariados (ryan air aún no se había inventado) viviendo a caballo en la frontera que separaba su casa de su trabajo. Así siguió el asunto hasta los 80, en concreto hasta junio de 1985 cuando varios de los países miembros  se pusieron de acuerdo , en un icónico pueblecito luxemburgués llamado Schengen, (y sí en 1985 empezó a operar Ryanair ¿coincidencia? ) para poner en marcha esa cosa llamada libre circulación,  pero sin prisas, pues en junio de 1990 ya tenían el plan de cómo hacerlo y  finalmente, en 1995, se puso en marcha.  Aunque no fuera un ejemplo de rapidez su aplicación, la demora nos vino de perlas a españolas y portugueses, que pudimos sumarnos a este invento de la libre circulación (no olvidemos que entramos en el 1986).

Todo esta negociación se llevo por fuera  de la UE (en aquella época, aún CEE), con lo que se conoce como un acuerdo intergubernamental (vamos que la Comunidad europea, UE ahora,  pintaba porque eran los mismos países miembros pero nada más).  Y por increíble

no toques schengen gioconda-reducida 45
Sonrie, pero que no te toquen el Schengen. Te lo dice una experta.

que parezca,  o más bien no,  la cosa funcionó, a las mil maravillas, tal fue asi que decidieron poner el invento bajo el paraguas de la comunidad europea, ya conocida como Unión,  y en 1997 ahí que lo metieron en el ADN de las leyes europeas ( en concreto en el Tratado de Ámsterdam ) , pese a ello,   el asunto tenía truco, seguía estando bajo el control de los estados miembros (vía Consejo y Consejo Europeo) en forma de lo que se conoce como cooperación reforzada ( es decir, cuando no se puede hacer algo en la UE en plan Fuenteovejuna, todos a una, los que están dispuestos a hacerlo, lo hacen , siguiendo las normas comunitarias y tiran para delante)

Y en la parte que a usted y a mi nos afecta, ¿Qué ha cambiado desde entonces? Bueno ¿se han planteado que ahora nos vamos de finde a cualquier rincón de Europa? Dos horitas de avión por cuatro euros, bajar y comenzar a patear  las capitales europeas  ¿Qué cuando tenemos que pasar un control fronterizo, de esos que se llevan su buena hora para enseñar el  pasaporte,  nos parece lo más atrasado e inútil del mundo? ¿han pensado que algo  tan “tonto” como el intercambio de estudiantes, si  Erasmus, el mismo , puede deber parte de su éxito a esa libertad? Otras regiones del mundo han implementado, o al menos intentado, programas de intercambio pero ninguna se acerca al éxito del nuestro.  Y a eso súmenle las facilidades que dan a las mercancías no tener que pasar fronteras, es desde Schengen que las garitas aduaneras quedaron abandonadas, antes de eso por mucha libre circulación de mercancías de la que se hablase, las garitas seguían en su sitio dispuestas a poner alguna zancadilla que otra al movimiento de mercancías.

 

Pues bien, como si de una moneada única se tratase, tener una frontera única supone que los problemas de unos, lo son de todos., aunque por el camino pusimos en marcha herramientas comunes (visado común, las herramientas informáticas SIS y SIS II y otros ), resultó que en el tintero de esta libre circulación se quedaron cosillas pendientes, como : desarrollar un verdadero cuerpo común de fronteras (Frontex , la agencia de fronteras de la UE , nació como una cenicienta, el material para vigilar fronteras era de prestado); dar un tratamiento común a las demandas de asilo y refugio, lo cual se pensaba resurlto , más mal que bien, con el convenio de Dublín  ( que regula quien y como se hace cargo de las peticiones de asilo : donde llegas, lo pides y el Estado receptor lo gestiona), el cual  ha quedad en evidencia, o inútil dicho en llano, con las llegadas masivas a las costas italianas y griegas.

Es cierto que últimamente algo se ha mejorado, Frontex, gestiona varias operaciones de

no toques schengen venus de milo-reducida50
Sin brazos pase, pero ¿SIN SCHENGEN? ¡JAMÁS!

 

envergadura (tritón y Hermes) pero no tiene la capicdad necesaria para la solución común deseada y de ahí la proposición este diciembre por parte de la Comision de la creación de un cuerpo de fronteras europeo, a las ordenes d la comisión, no de los países miembros, que acuda donde se le necesita ¿se imaginan al líder populista y/o euroescéptico de turno clamando sobre los males que le vienen encima y como aparece este cuerpo para arreglar el marrón?

 

Y siguiendo con el reto que nos ocupa, las llegadas masivas de refugiados a suelo europeo han supuesto todo un órdago a nuestro líderes. Algunos como  Jean Claude Junker  a la cabeza de la Comisión , han hecho lo que estaba en su mano, con una estrategia definida , propuestas de reparto de refugiados y cientos de millones de euros invertidos en el tema ;  Angela Merkel  (y su apertura de puertas) o los países nórdicos (desbordados ya por el número de acogimientos), han trabajado para estar a la altura del reto, otros parece que no tanto (no señalaremos que es de mala educación) y para  colmo se empieza a llevar a cabo suspensiones de Schengen, de la libre circulación , que amenanzan con ser “poco” breves.

 

¡Aviso a navegantes! Todo lo dicho no excluye que en su día , se proveyesen situaciones donde la circulación podría verse restringida, vale a veces pasan cosas imprevistas, pero ahora se habla de convertir en permanente lo excepcional,  recortar Schengen y dar marcha atrás…eso nos toca los Schengen pero de mala manera, pues evidencia “una clara falta de voluntad política de apostar por la solución comunitaria  al reto interpuesto, lo que refuerza la sensación de fracaso institucional del proyecto europeo”, toma ya la frasecita!  en lenguaje que usted y yo entendamos :  ante el dilema dar una respuesta coordinada (en recursos, personal y presupuesto) para controlar las fronteras europeas y cede control (soberanía)  en ese parte  a favor de una entidad común  , los estados miembros han decido jugar al “sálvese quien pueda” e ir cada uno a su aire y así nos luce el pelo. ¡ Y NOS TOCA EL SCHENGEN! Algo que es más que evidente , que todos juntos podemos , se empeñan y nos empeñamos (pues como ciudadanos nos toca el tema) en buscar soluciones individuales e incapaces d abarcar la magnitud del reto. Cuando la solución es simple , la dieron los mosqueteros ,  “una frontera para todos y todos para una frontera (común)”.

no toques schengen libertad- reducido25
¿horas de espera para pasar fronteras? ¡JAMAS! Revolución o SCHENGEN!

Para los que se preocupen por las cifras, ya mencionábamos el otro día que si la UE actúa en su conjunto, acoger a 5 millones de refugiados no sería tanto problema (vamos por 1,5 millones) , a fin de cuentas somos ¡500 millones! en la UE. Pero en vez eso, nos empeñamos en mirar a otro lado, poniendo en riesgo los progresos que tanto esfuerzo y sacrificio nos han costado en estos 60 años de aventura europea y para colmo, si es de los que piensa que sólo el dinero importa , las pérdidas de dinero que una vuelta a las fronteras traerían un serio revés para nuestra economía. En esto, unos chicos franceses muy listos (“france strategie” , un think tank ligado al gobierno francés)  nos han recordado estos días la pasta que supondría volver a poner en marcha esto de las fronteras, 100.000 millones de € a pagar entre todos los europeos.  (pueden leer aquí todos los detalles)

no toques schengen maneken pis-reducida45
Como me toquen el Schengen, les meo encima

En resumen, que si usted es de los que justamente se indigna con la falta de una respuesta común al drama de los refugiados,  y  quiere cagarse en la UE por insolidaria, recuerde que son los gobiernos de cada estado miembro (vía Consejo y Consejo Europeo), no las instituciones comunes (la Comisión, El parlamento Europeo, el BCE, Tribunal de Justicia) los que están decidiendo sobre esto y tienen la sartén por el mango.  Así que para esta, es mejor cagarse en su Primer ministro, Presidente, Jefe de gobierno de turno para obligarle a recapacitar, porque además de resolver poco , que se aproveche para quitarnos algo que es un derecho (aparece en la carta de derechos de los ciudadanos europeos) y una de nuestras mayores conquistas como Unión (sin contar el beneficio económico, incalculable ). Pues eso, nos toca el …..y ya saben que #NOmeTOQUENelSCHENGEN

*Otro día tocaremos los tres mosqueteros…las tres libertades de manera detallada.

**Para otras cosas, puede cagarse en las instituciones europeas si lo estima pertinente, pero justo esta, no.

La conspiración : la «verdadera» historia de Europa y las croquetas

Este artículo fue publicado orignalmente el 22 de Enero de 2015 en el Nuevo Federalista (aqui)

Estimado Lector, el pasado 28 de diciembre desde Ya semos europeos ¡UE! le hice partícipe de un gran descubrimiento, la conspiración que había dominado la historia europea en los dos últimos siglos ¡Las croquetas! Habían sido protagonistas de la historia europea y usted sin saberlo…

Pero aquí estamos para remediarlo y permítame que comience mi relato en el lejano 1789, en la Francia borbónica (la de los Borbones,  la del Bourbon era otra cosa), reinaba un tal Luis XVI, de manera no especialmente brillante y poco original (cuando 15 antepasados tuyos se han llamado Luis ¿qué esperas?), la economía no estaba boyante y las cosechas iban de mal en peor. Para colmo, la nobleza en su parra, tal es así que  según los rumores, su señora esposa, la Reina Maria Antonieta, al enterarse que la gente no tenía pan para comer dijo “que coman brioche”… y por lo bajini añadió “y que coman croquetas”. Pero por aquel entonces, estas eran un manjar reservado a unos pocos, lo que aumentó el descontento, ya se sabe, malo pasar hambre y encima si es con recochineo….

El cabreo fue en aumento y un buen día, un 14 de julio, un incauto oficial se dejo el tupper con croquetas en el  trabajo (la Bastilla-prisión se llamaba la oficina) corrió el rumor entre el pueblo de París que había unas croquetas en el fuerte y allí que fueron a asaltarlo (la versión oficial dice que fueron a por armas, munición y liberar unos prisioneros).

La cosa no dejó de degenerar, cual croquetilla al aire en un día soleado y en breve, el Rey estuvo sin trabajo y sin cabeza poco revolucióndespués, a lo que le siguió un baile de las sillas entre los jefes de la revolución, donde abundaron las recetas de cómo gobernar y de cómo preparar las croquetas (la “época del terror” lo llamaron, no por la cantidad de ejecuciones, sino por lo duras que estaban las jo… croquetas de la época) y así continuó  hasta que llegó un corso cuyo destino también estuvo marcado por el mencionado manjar.

Napoleón Bonaparte nacido en Córcega y apodado de pequeño (y de mayor, que alto no era mucho que digamos) como “el croqueta” por sus compadres corsos. Este mote le repateaba profundamente tanto que, de sentirse más corso que todos los demás corsos juntos, decidió sentirse francés (“que las croquetas tienen grandeur  y elegancia” dicen que dijo). Así que el  amigo Napoleón acabo en Paris, repartiendo estopa y revolución por la ciudad y como era bueno en eso, un rato largo, pues fue ascendiendo. Por muy dedicado que estuviera al trabajo, eso no le impidió enamorase, además de si mismo, de una mujer mayor que él, Josefina, por la cual profesaba un amor incondicional, surgido de las croquetas que esta le preparaba (“como las de su mamá”, efectivamente hasta los más grandes tienen debilidades)

Pero su celo por expandir la revolución era una tapadera, el código civil napoleónico escondía al final del mismo un anexo  un recetario de cocina! Y en él, su artículo más valioso era la receta de las croquetas. Este era el arma secreta de Napoleón, venía con toda la intención de extender la dominación croquetera francesa por toda Europa (ver imagen para más señas).

nap y croNo obstante, sus planes chocaron con los irreductibles españoles, quienes ya disponían de su propia receta y buenos somos para esas cosas, “¡a mi no me toques las croquetas! “ fue el grito del 2 de Mayo, lo de defender al Rey Fernando VII (un rey empanado) fue un adorno posterior. Al mismo tiempo, por Europa, aprovecharon el error de Napoleón de irse a comer croquetas a Moscú para ponerlo en su sitio, batalla arriba y abajo, primero en la Isla de Elba, aunque no por mucho tiempo. Napoleón volvió con ánimos y recetas renovadas, pero el asunto le duro 100 días, después de eso, la masa se le quedó incomible (en un lugar llamado Waterloo, cuentan las crónicas).

Con la caída de Napoleón se reunieron los poderes europeos de la época en Viena (por eso del escalope y que invitaba un tal Metternich, que era de allí) donde acabarían compartiendo recetas y repartiéndose el pastel (del postre).

La cosa estuvo algo inestable durante las siguientes décadas, pero sería en los años 1860 que Europa volvió a moverse, los Prusianos, unos tipos un poco agriados por no comer muchas croquetas, decidieron que todos sus primos comían mejor y era hora de unirlos…

Pero eso es otra historia…(continuará)

UE y Croquetas….¡la conspiración!

Este artículo fue publicado originalmente el 28 de diciembre en el Nuevo Federalista

Estimado lector :

Alguien dijo una vez que las leyes que se hacen en la Unión (esa cosa llamada directivas, entre otras) son como las croquetas. Si uno pone demasiada harina (o tropezones) al hacer la bechamel, es decir, le pone demasiado elemento común/europeo, nadie se va a poder tragar la croqueta después, vamos que los gobiernos y a veces los ciudadanos, dirán que son incomibles/intragables. Por otro lado, si le ponemos poca harina, la bechamel no tendrá consistencia y la croqueta será un churro, no servirá para nada y tampoco habrá quien se la coma, igualito que intentar hacer algo con 28 al mismo tiempo, sin poner algo de orden y concierto antes a través de una entidad común.

croqueta UEPara colmo, viene el tema del relleno ¿Qué le ponemos? Es decir… ¿de que irá nuestra directiva? Pues como siempre habrá tantos gustos como opiniones, ¿queso?… ¿qué queso? ¿jamón?… ¿por qué no chorizo?… ¿pescado?… ¿bacalao?, ¿merluza? ¿cangrejo?… dando por resultado una croqueta que al final todo el mundo se zampa ¡por supuesto! pues está hecha con el mayor de los cuidados y esmeros, además de con ingredientes de primera calidad (traducido al tema europeo: los que trabajan en Bruselas ni son una panda de vagos ociosos, ni tontos, son unos grandes currantes y gente que se esfuerzan, de veras, por hacerlo lo mejor posible y piensen que tener contentos a 500 millones de personas no es fácil) pero con la que nadie queda totalmente satisfecho, que para algo somos muchos y siempre hubieran preferido otro sabor.

Esta es, pues, la realidad de Europa: un fino manjar, la croqueta, no la directiva, que a todos gusta pero con el que nadie está totalmente contento, esta último iba por las dos ¡PERO! ¡ah! con el tiempo la cosa cambia y uno siempre dice, “¡oye! Pues la croqueta ésta, al final no estaba tan mal”…”¿de qué dices que eran?” y con algo más de tiempo, todos se las zampan encantados, las croquetas, pero también, mira por donde, las directivas y dicen algo así como “olala/ Mein Got/Ma che cosa/ Sto /….”(póngase en el idioma que más guste y bien escrito si puede ser) Pues esto al final no estaba tan mal, fíjate que nos ahorramos unos euros y sale todo más rápido y mejor” que es, a fin de cuentas, es para lo que sirve una directiva.

Ahora me van a disculpar, en los párrafos anteriores usé 5 veces la palabra “directiva”… ¡horror! Van 6, incumpliendo la promesa de no aburrir ni usar palabras feas o jerga comunitaria, vamos, que a estas alturas ya he caído en mi propia trampa varias veces… por esto, a modo de recompensa, les contaré un secreto, un secreto que dura décadas y del que nadie se ha atrevido a hablarles.

Sí, estimados amigos, a estas alturas digo yo que podré llamarles amigos y tutearlos, que si has llegado a este punto y aún aguantas quiere decir que eres gente digna de amistad y ya si te declaras europeísta después de leer “ya semos europeos… ¡UE!” y el resto de artículos de “El Nuevo Federalista” negociaremos una invitación a cañas.

Efectivamente, la Unión Europea nació de una conspiración, una que se alarga en la historia y no tiene nada que ver con: El Opus, Los templarios, las grandes corporaciones, los masones, el Madrid, el Barca, Wall Street, Jordi Hurtado, Invasores alienígenas, invasores guiris-rojo tomate en Torremolinos o pirañas asesinas, etc., ni tampoco la ha escrito Dan Brown.

Resumiendo, el eje de esta conspiración fueron ¡¡¡Las croquetas!!! ¿Alguien lo dudaba a estas alturas? Y lo que es peor, todo comenzó allá por 1800, así que imagínense si es largo, pero de largo que es, me canso de pensarlo, y para no desmerecer el tópico… el resto de la historia se la contaré otro día…

Fútbol- La selección europea – I

Artículo publicado originalmente el 04/12/14 en El Nuevo Federalista

¡Hola, Hola a todos!

Bienvenidos al Carrusel deportivo de la JEF/UEF. Es tiempo de juego, la temporada acaba de comenzar y hoy tenemos ante nosotros la presentación del equipo del siglo; «che! del millennnnnnio» …y mucho más.

futbolvictorthevampirekitty-wallpaper-estadios-de-futbol-q77hflnoPor que sí, estimados lectores, parecía imposible, pero el momento ha llegado, la Unión Europea presenta su selección europea (también conocida como Comisión). Un equipo seleccionado entre la flor y nata de nuestros jugadores comunitarios (políticos) con los que se ha formado la selección que habrá de batirse en las distintas competiciones y ligas en las que juega Europa, por su puesto, como todos llevamos un seleccionador en nuestro interior, tal vez nos habría gustado otra combinación, pero estos son los que hay.

En total 27 jugadores de los distintos Estados Miembros y un coach dispuestos a darlo todo en el campo por hacer un «jogo bonito» y, sobretodo,  eficaz. Que guste e ilusione a los ciudadanos europeos para hacerlos volver a los estadios (algunos las llaman urnas) y los reconcilie con su equipo-institución favorito.

De manera general podemos decir que se trata de un equipo equilibrado y dotado de experiencia pero con un toque de juventud, con una edad media de 53 años y donde la más joven tiene 41 otoños y el más veterano 64. Se trata de jugadores con amplia experiencia en otras categorías y ligas: 19 de ellos con experiencia en ligas nacionales (ministros o viceministros), 7 de ellos formaron parte del anterior equipo  y 9 vienen curtidos del torneo europarlamentario, dando un carácter netamente ofensivo (algunos dicen «político») al equipo para abordar sin dilación y con valentía los retos a los que se enfrenta.

No obstante, hay un punto donde el equipo ha quedado desequilibrado y es en la presencia de 19 hombres por 9 mujeres, pese a los esfuerzos del mister, Jean Claude Juncker quien reclamó más mujeres a los Estados Miembros.

Este equipo habrá de competir en los siguientes torneos y ligas:

  1.  Asuntos Internos (Dividida en dos partes -. Área de mejor Regulación, Derechos Fundamentales y Presupuesto de la UE)- en esta competición primará un equipo cohesionado capaz de dar lo mejor de sí mismo de cara a los 500 millones de hinchas europeos que esperan lo mejor y siempre con mayor economía de recursos.
  2.  Liga Mundial de la Energía – hoy en día cualquier club o selección que se precie está obligado a jugar esta liga, no sólo porque en ella se decide el campeón del cambio climático, sino porque su desarrollo influye en la economía del equipo y en otras competiciones como es la copa euro o el mundialito de clubes. 
  3.  Copa del Euro (y Diálogo Social, pues la economía va de la mano de las Políticas Sociales) ambas competiciones coordinarán el calendario y sus partidos, como puente estará la competitividad, la inversión, el trabajo y el crecimiento, sin olvidar el torneo de Mercado único Digital.
  4.  Mundialito de Clubs (también conocida como Política Exterior de la UE) destaca que esta competición habrá que jugarla en su mayor parte en el domicilio de los equipos rivales, pero sin descuidar aquellos partidos que se jueguen en casa.

En cada competición serán uno jugadores los llamados a tener el protagonismo, no obstante, como buena labor de equipo, al final serán los 27 jugadores y el mister quienes lo deberán conducir hasta la victoria.

A continuación (en este artículo y los que le seguirán) hablaremos en detalle de cada uno de los jugadores que componen nuestra Comisión ¡Perdón! Selección. Su historial, los resultados de sus pruebas físicas (algunos las llaman audiciones ante el Parlamento Europeo) y lo que podemos esperar que aporten al equipo.

 El mister – Jean Claude Juncker – 

escena 8Ver aquí – para más señas, que ya hablamos de él en su día.

Fran Timmerman (gregorious para los amigos)

País de origen: Holanda

timermams playerPosición:  Medio campo-organizador – vicepresidente de la comisión para la Mejora de la Legislación, Relaciones Interinstitucionales, Estado de Derecho y Carta de Derechos Fundamentales (más información aquí)

Equipo previo : Timmerman dispone de años de experiencia en las ligas europeas, en su momento fue el asistente del representante holandés en la selección europea, además de jugar a nivel nacional en el gobierno , como Ministro de Comunidades Europeas.

Objetivo en el equipo : su tarea, como buen medio campo-organizador, será la de coordinar a todos los demás jugadores sobre el terreno, encargado de distribuir juego según las indicaciones del mister  y en estrecha colaboración con la defensa central, Kristalina Georgieva, quien habrá de proveerlo de balones (presupuesto).

Kristalina Georgieva – país de origen: Bulgaria

Kristalina EU teamPosición :  defensa central – vicepresidenta de la comisión para Presupuesto y Recursos Humanos (más información aquí).

Equipo previo : veterana de la anterior selección donde jugaba en posiciones adelantadas como comisaria de cooperación internacional. Proveniente del Banco Mundial, donde era vicepresidenta, llegó al equipo en sustitución de Jeleva, en pleno mercado de invierno, quien tuvo que abandonar bajo acusaciones de corrupción. Efectivamente, no podía haber nadie con mejor nombre para el puesto.

Objetivos en el equipo: En su rol de encargada del Presupuesto y los RRH, deberá proveer de balones al medio campo y si es necesario a todo el equipo, lo que no es fácil, pues la UE dispone de pocos balones, su presupuesto es del 1% de PIB de todos los países y su gasto equivale al 2% de gasto público total en Europa.

Al mismo tiempo, se pondrá a prueba su inventiva para encontrar nuevas formas de suplir balones (nuevos sistemas de financiación propios de la UE) sin descuidar que ningún país escape su vigilancia y meta un gol por la escuadra, es decir, deje de pagar sus cuotas de financiación.

Continuará…

No unimos países, unimos personas, Erasmus- 2ª parte

(Continuación del artículo anterior..) – artículo publicado originalmente en El Nuevo Federalista 25-11-2014

Pero aún tenemos que aclarar esa referencia a un fermento, a una unión de los hombres de la que hablaba Monnet, algo que también indicábamos no es una meta fácil. Vemos cómo en los últimos años varias han sido las iniciativas para crear una verdadera unidad europea, desde el euro, más allá de su vertiente económica, al malogrado proyecto de constitución europea , pero entre todas ellas una brilla hoy día con luz propia : Erasmus. Siete simples letras  que abren las puertas a la creación de la  verdadera Europa como una sola unidad.

En este momento, a alguno de los presentes le puede surgir la duda que mencionábamos al principio ¿Por qué el Erasmus entre todos los programa de intercambio de estudiantes? ¿Por qué no puede ser cualquier otro? Cierto ¿ Qué es lo que le convierte en algo tan especial al Erasmus?

 

keep-calm-and-enjoy-erasmus-8El Programa Erasmus es un caso singular, ha  ido creciendo, evolucionando y mutando hasta ser el programa de intercambio por excelencia. Para demostrar esto no quiero aburrirles con estadísticas, así que me referiré al día a día de nuestra vidas y les propongo hacer un experimento: si salimos fuera de la sala y  preguntamos a cualquier profesor o estudiante  por los programas de intercambio en el marco europeo, salvo que nos topemos con el coordinador de los mismos, con seguridad nos darán  un nombre por encima de todos. Erasmus. ¿Quién no ha utilizado la expresión “Esto es como el Erasmus pero se diferencia en…” para hablar de otros programa de intercambio? Miremos la prensa: hará 2 semanas que apareció un titular sobre un proyecto de creación  del “Erasmus para iberoamérica” y así otros muchos ejemplos. Está claro que dentro del Programa Erasmus hay una fuerza interna que lo impulsa, no puede ser una casualidad.

 

Otro aspecto importante es que la fuerza que impulsa al Erasmus no acaba de ser entendida por las mismas autoridades que los que la pusieron en marcha ya que no llegan a imaginar en su totalidad en qué consiste la experiencia de ser un estudiante en el extranjero bajo el signo Erasmus. Recientemente, con motivos de la celebración del 20 aniversario de Erasmus en el seno de la comisión, su  presidente (José Manuel Durao Barroso)  declaraba que «Erasmus se ha convertido en algo más que un programa educativo… ,se ha convertido en un fenómeno social y cultural. Es un ejemplo excelente de lo que la coordinación europea puede lograr en el ámbito de la educación,» pero ¿Sólo en el ámbito de la educación? Indudablemente el Presidente Barroso tienen razón aunque desde mi humilde punto de vista se queda corto, no llega a vislumbrar el alcance de esta  experiencia.

 

Desde que se creó el programa Erasmus, la Comisión ha realizado un gran trabajo para evaluar, analizar y cuantificar el Erasmus y sus beneficios… ante todo en su variante económica, y mientras tanto  sólo se dejaba margen a un detalle personal, pero tremendamente significativo  y era la pregunta de ¿Qué había supuesto el Erasmus para el estudiante? A lo cual más del 80% de los participantes, en cada edición del estudio, respondía exactamente lo mismo: “su Erasmus les había abierto la mente”

Interesante coincidencia que demuestra que aquellos que han vivido el Erasmus saben que hay experiencias, sentimientos, pensamientos que no pueden reflejarse sobre el papel, por muchas encuestas e informes que publique la comisión, por mucho esfuerzo que se ponga por parte de las miembros de las instituciones , o incluso nuestros padres y hermanos, solo un Erasmus sabe lo que siente un Erasmus y lo más importante, lo que ha vivido.

direccionesNo obstante, esto no ha de verse como algo negativo, como si solo los que hayan sido Erasmus pudieran pertenecer a un club exclusivo, peculiarmente exclusivo añadiría, ya que cuenta con más de 2 millones de socios y va camino de los 3. El Erasmus es una experiencia que transciende al estudiante y lo introduce en una nueva esfera, uno ya no es madrileño ,catalán o andaluz, no es francés, sueco o español, nos damos cuenta que somos EUROPEOS  y que lo que nos une es mucho más que aquello que nos separa. Una vez más, nos encontramos la clarividencia de Jean Monnet cuando nos dejó escrito “Haced Trabajar a los hombres juntos, mostrarles que mas allá de su divergencias o por encima de sus fronteras tienen un interés común.” A fin de cuentas  ¿No es ese el efecto del Erasmus?

Pero seguimos sin ver por qué es el Erasmus y no es otro programa el que consiguen este efecto. Y aquí voy a buscar otra vez ayuda en mi bagaje personal, dentro de esta experiencia vital en la  que se enmarca la labor de las jóvenes estudiantes europeos, quienes agrupados en una miríada de asociaciones de nombres o siglas más o menos pronunciables mantienen un ideal común, resumido en una palabra:  Europa.

Desde mi experiencia, puedo hablar en particular de una de ellas, la Erasmus Student Network o ESN, en la cual gozosamente he colaborado durante varios años, con la que realicé grandes proyectos y hoy con gente y ánimos renovados sigue al pie del cañón ayudando a los Erasmus día a día.

esn logoProbablemente su rasgo principal y más característico sea su origen, la  Erasmus Student Network nació en respuesta a una necesidad, la que indicaron un grupo de  los  3000 pioneros del programa ante la comisión, cuando al ser invitados para hablar de su experiencia, allá por 1989, estos coincidieron en indicar, dentro del buen resultado del programa, el mal trago que supuso llegar a la universidad de destino, la sensación inicial de desamparo antes de adaptarse a una cultura y un sistema de vida en algunos casos diametralmente opuestos  a los suyos. Esto era algo que iba más allá de las capacidades de la universidades de acogida. Así que aquel grupo consideró que la única opción era que los antiguos Erasmus ayudasen a los nuevos ayudando a otros Erasmus.

Desde entonces, ESN no ha dejado de crecer hasta alcanzar 33 países y casi 250 secciones por todo Europa, ayudando a los Erasmus que llegan a conocer e integrarse en la cultura de su país de acogida y, al mismo tiempo, ampliando su margen de acción hasta convertirse en uno de los movimientos europeos que más apoya la creación de un Espacio Europeo de Enseñanza y todo aquello que fomente la movilidad estudiantil .

Ahora bien, ¿Quién mejor que una organización de antiguos Erasmus para entender e intentar definir aquello que lo  hace único? En la búsqueda de este santo grial , hará ya 4 años en la reunión anual en Helsinki, fue cuando  se acuñó un palabra para describir el espíritu Erasmus, lo que se bautizó como el Pallomeri Spirit o simplemente Pallomeri.

Pero esta palabra no fue casual, fue tomada prestada del finlandés y su  significado real era “Piscina de bolas de plástico”. Muchos pensarán que no es más que una chiquillada o producto de un exceso de alguna bebida  alcohólica europea, tal vez, pero sin quererlo, la gente de ESN habían  encontrado lo que hace especial al Erasmus y es que en esta palabra  se encierra de un modo simple la razón de su grandeza..

logo_pallomeri Imaginemos que tenemos una pelotita de plástico, con ella podemos jugar un rato,  pero no tardaremos en cansarnos y obviamente con una pelotita nunca podremos  llegar a completar nuestro Pallomeri. Sin embargo, si tenemos una gran cantidad de pelotitas de colores tendremos nuestro Pallomeri y con él una experiencia inolvidable. Esa es la clave.  Cada  estudiante es como una pelotita, no importa dónde lo sitúes, en la UCM, en la Sorbona o en el Politécnico de Helsinki, sólo no es nada. Agrupemos ahora ese estudiante con otros en su misma condición y provenientes de toda Europa, jóvenes con miedos, ideas y deseos comunes (como muchos de los que estáis aquí)  es decir, de todos los colores, y metámoslos en un mismo recipiente llamado Programa Erasmus. Solo así tendremos nuestro Pallomeri, en definitiva, sólo así alcanzaremos  la magia del Erasmus.

La experiencia Erasmus no la hace grande ni su beca, ni su aprendizaje académico como tal, eso se puede conseguir en otros programas, lo que la convierte en algo inolvidable es la gente que la compone, esa es la gran verdad y mérito. Sois vosotros, los Erasmus quienes dais la grandeza a este genial invento, da igual que se llame Erasmus, Séneca, Leonardo, Sócrates, o David Beckam  etc….  Muchos de los aquí presentes pensáis que el Erasmus que llega ahora a su fin no habría sido igual en otro sitio, tenéis razón, pero también  habría sido una experiencia única con otras gentes y otras circunstancias. La realidad es que sois los estudiantes quienes  hacéis realidad el sueño Erasmus, el programa por si solo no vale nada, es un mero vehículo para que los europeos encuentren a otros europeos.

Una verdadera Europa unida  no se hará a golpe de medidas económicas, sino a golpe de sentimientos y experiencias comunes y, hasta el momento, el programa Erasmus ha sido y seguramente seguirá siendo ese vehículo. Hace 60 años, las primeras comunidades europeas se unieron por temor a la guerra, una guerra que sufrieron todos por igual. Tal vez haya llegado el momento de que la fuerza que una a Europa sea el amor hacia ella, un amor que nace y crece a partir de la experiencia Erasmus..

No quisiera acabar mi intervención sin recordar una vez más las palabras de Jean monnet cuando hablaba de “La gran revolución europea de nuestra época, la revolución que viene a reemplazar las rivalidades nacionales por una unión de pueblos en la libertad y la diversidad, la revolución que permitirá un nuevo renacimiento de nuestra civilización, esta revolución a comenzado con la Comunidad Europea del Carbón y del Acero”

Tenía razón, pero han pasado 6 décadas desde entonces  y la unión debe hacer frente a nuevos retos, siendo probablemente el más importante entre ellos:  la necesidad de reimpulsar el espíritu que la hizo posible, Europa necesita una nueva revolución.

Creo firmemente que esa nueva revolución se acerca, lenta pero inexorable y se llama  Erasmus. En 1950 bastaron un puñado de hombres con un mismo sentimiento, con un mismo ideal,  para sentar las bases de lo que hoy es la unión europea. Y yo me pregunto si un puñado hizo todo eso ¿Qué no podrán hacer 3 millones de personas con un mismo sentimiento? Sólo el tiempo lo dirá

¡Muchas gracias y Pallomeri a todos!

 

Íñigo Cruz Martínez – expresidente de ESN-UCM, miembro de ESN-Alumni, colaborador de JEF y UEF.

No unimos países, unimos personas, Erasmus- 1ª parte

Publicado en el Nuevo Federalista el 18-11-2014

Originalmente, el presente artículo fue escrito hace unos años para celebrar el aniversario del programa Erasmus, desde entonces, el programa ha ganado mayor presencia en la realidad europea,  en forma de Erasmus +, pero su contenido no ha perdido ni un ápice de su validez  y de ahí su publicación.

Nos encontramos hoy en un marco singular para celebrar el 20 aniversario del Programa Erasmus. La Complutense e, a día de hoy, la universidad que más Erasmus recibe y envía de Europa y, dentro de ella, la facultad de CC. Políticas donde hoy nos encontramos. Esta facultad es una de sus principales componentes, lo que añade un sabor especial a la celebración auspiciada por la Cátedra Jean Monnet.

Erasmus_logo.svgLa verdad es que cuando me invitaron a participar en este evento para hablar de la experiencia Erasmus acepté sin pensar y claro, nada mas colgar el teléfono me asaltaron las dudas: “vale, tengo que hablar del programa Erasmus, todos creemos saber qué es, pero ¿De verdad es un instrumento que integra a Europa?¿No estaremos yendo un poco lejos? ¿Por qué es tan especial?¿Qué convierte al Eramus en lo que es?”

Estas preguntas me hicieron reflexionar y me embarqué en una pequeña búsqueda, tanto a través de la historia, como de mi propia experiencia como becario Erasmus y después ayudando a los estudiantes Erasmus de esta universidad. Finalmente, creo tener la respuesta y mi intención aquí hoy es compartirla con todos ustedes..

Permítanme ahora hacer un pequeño viaje al pasado, para ello, nos bastará la herramienta Erasmus por excelencia, es decir, Holbein-erasmusInternet. Tras teclear las palabras adecuadas, nuestra búsqueda nos lleva hasta un tal Erasmo de Rótterdam, quien como todos saben ,pero mucha gente olvida, ha dado nombre al programa que hoy nos trae aquí. Pero no voy a recordar todos los méritos de uno de los mayores pensadores europeos, para el cual las fronteras y los países no existieron ( Labor meritoria la de recorrer Europa  cuando todavía no se había inventado los vuelos de bajo coste-low cost, ni siquiera el Inter.-rail) tan solo quiero recordar una frase suya que llamo poderosamente mi atención  :“Para el hombre dichoso todos los países son su patria.

Interesante, aunque  no bastaba para resolver mis dudas, así que seguí navegando hasta toparme con la biografía de un mozalbete francés, consumado viajero, quien recién comenzado siglo XX, y a la temprana edad de 16 años su padre lo envía a estudiar a Inglaterra. Antes de partir, su padre le ofreció  un  consejo :

“No importan los libros, nadie puede pensar por ti, mira por la ventana, habla a la gente”.

                     

 Según parece y cuenta la historia, aquel mozalbete  escuchó y aprovechó el consejo, se llamaba Jean Monnet y, varías décadas después, destacaría como uno de los padres fundadores de la Comunidad Europea. Avancemos unos años más, pongamos hasta un 9 de mayo de 1950, en París, y recordemos algunas de las  palabras que Jean Monnet dejó escritas en su discurso para Robert Schuman:

schuman-3-c2bde

 “De este modo se llevará a cabo la fusión de intereses indispensables para la creación de una comunidad económica y se introducirá el fermento de una comunidad más profunda entre países que durante tanto tiempo se han enfrentado en divisiones sangrientas »

Ese fermento al que hace alusión ¿Qué era exactamente?¿ Era solo carbón y acero?…¿Pudo estar pensando en algo llamado Erasmus? Esta duda me asalta con más fuerza cuando leo que 2 años más tarde Monnet declaró respecto al proyecto de comunidades europeas lo siguiente:

“nosotros no unimos países, unimos personas”

 

Pero cómo pensaba hacerlo ¿Estaba pensando unirlas  a golpes de acero y carbón? Sinceramente lo dudo, pero desde luego no era algo sencillo lo que proponía.

Nuevamente, otro salto en el tiempo: 1987. ¿En qué pensaban los miembros de la comisión cuando establecieron un programa de intercambio bajo el nombre de “Erasmus”? Sin duda buscaban nuevas herramientas para una mayor integración europea , pero realmente ¿Sabían lo que estaban creando?¿Eran capaces de vislumbrar en qué se convertiría el programa Erasmus? Con la ventaja de tener la perspectiva del tiempo de mi parte, creo que no. Hasta aquí hemos visto el esquema teórico  y es aquí donde palabras y sentimientos se separan, hemos de empezar a hablar de algo que no se puede describir fácilmente y que por espacio de 20 años no ha dejado de propagarse: la experiencia Erasmus.

Aalto-University-to-Lead-International-Lloyds-Register-Foundation-Research-Centre-of-ExcellenceMe van a permitir ahora que personalice el relato y vayamos a un  pasado más reciente  para salir de la neblina de la historia y entrar en la cruda realidad en la que un joven como muchos, en este caso un servidor, le  anunciaron que le habían dado un Erasmus a Finlandia, en concreto a la universidad Técnica de Helsinki, Tecnillinen korkeakulu para los amigos (Aalto University ahora). Por fin podría disfrutar de eso que tanto había oído hablar,  el mítico Erasmus.. ¿Sería verdad que era pura fiesta? …¡No! Era mucho más que eso

El Erasmus es una extraña aventura. Cuando uno recibe la beca siente miedo, vértigo, ante la experiencia que se avecina. Antes de solicitarla, todos hemos oído hablar de la beca Erasmus  y nos hemos forjado mil ideas de cómo será. A su vez, los pensamientos más comunes antes de emprender el viaje son: ¿Cómo pago yo esto?¿Seguro me divertiré tanto como mi vecino, primo, hermano, etc..? y en algunos casos ¿ Qué asignaturas me convalidarán? En mi caso se añadía otra de vital importancia ¿Haría mucho frío en Finlandia?.

Y cuando subimos al avión, como si fuera una montaña rusa,  lo único que se nos pasa por la mente es “¡Socorro! Quiero bajar, pero si yo en realidad no me quiero ir!” tan distinto de lo que diremos al final de nuestra beca “¿Ya se acabó? Pero, ¡si yo no quiero volver!”

 Dicen que los estudiantes cuando regresamos tenemos la cabeza llena de pájaros;  en mi caso, y sé que no soy el único, no fueron pájaros, fueron estrellas amarillas flotando en un fondo azul lo que tenía en la cabeza (y aún siguen ahí dentro). Y fue en ese momento cuando empecé a vislumbrar el secreto del Erasmus. Mi Erasmus había discurrido como un sueño,  fueron 9 meses que pasaron en 9 segundos, pero en los que viví  la experiencia de 9 años. Comprendí  el secreto que encierra el Erasmus, algo que solo se comprende al final la experiencia, del sueño  Erasmus,  y es que aquellos que van de Erasmus nunca vuelven. Vuelve otra persona distinta.

 Tras este maravilloso sueño, uno ha dejado de ser Español, Checo, Inglés o Chipriota, acaba de nacer un ciudadano europeo. Efectivamente, Erasmo tenía razón. “Para el hombre dichoso todos los países son su patria”. Cuando uno ha sido Erasmus no  hay país donde uno no se sienta cómodo o frontera imposible de cruzar. Igualmente el consejo que Jean Monnet recibió de su padre tomaba forma, en ningún libro te explican, ni podrán explicar jamás, lo que puede suponer el Erasmus en tu desarrollo personal. La física o la política que uno aprende allí fuera es la misma que puede aprender aquí, pero la experiencia ,¡no de conocer!, sino de  vivir y sentir en otro país, otra cultura y otra gente, ni en el mejor de los masters puede darte.

Continuará….aquí

Nota- el artículo se publicó firmado por Íñigo Cruz, no por el sello ya semos europeos, del cual es editor.